Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cáritas e Iglesia de México ponen en marcha planes de ayuda urgente para los damnificados por los huracanes

Cáritas e Iglesia de México han puesto en marcha planes de ayuda urgente para los damnificados por los efectos del huracán Ingrid y la tormenta tropical Manuel, que en los últimos días han azotado especialmente a los estados de Guerrero, Puebla, Michoacán, Jalisco, Veracruz, Tamaulipas, Tabasco, Coahuila y Oaxaca.
Ante la devastación provocada por estos fenómenos naturales, la Iglesia ha movilizado a sus equipos de voluntarios y comunidades parroquiales, sumándose a las labores emprendidas por las autoridades federales, estatales y municipales a través de las Cáritas Parroquiales, las Cáritas Diocesanas y la Cáritas Nacional.
Para ello, se han habilitado varios centros parroquiales de las zonas afectadas como albergues temporales para acoger a los damnificados y se han puesto en marcha campañas de recogida de ayuda de primera necesidad --alimentos, ropa y enseres básicos-- para distribuir entre las familias afectadas. Al mismo tiempo, las Cáritas de las áreas afectadas han iniciado un recuento de daños para los posteriores planes de reconstrucción.
Por su parte, Cáritas Española dice estar siguiendo "muy de cerca" la evolución de esta emergencia, a través de su referente en la zona, Mario Fanjul, a fin de apoyar la respuesta a las necesidades de los damnificados que demande la Cáritas Mexicana. En un mensaje de fraternidad a Cáritas Mexicana mostrando su apoyo, Cáritas Española ha expresado su cercanía y solidaridad con todas las personas afectadas.