Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cáritas invita a marcar las casillas de Iglesia y Fines Sociales bajo el lema 'Si ayudas, no te quedes a medias'

Cáritas Española ha lanzado una campaña informativa sobre la Asignación Tributaria en la que invita a los españoles a marcar las casillas de la Iglesia y de Fines Sociales en la Declaración de la Renta bajo el lema 'Ayudar el doble, no te cuesta nada. Si ayudas, no te quedes a medias'.
Según explica, al seleccionar simultáneamente las casillas del 0,7% del IRPF destinadas a la 'Iglesia Católica' y a 'Otros Fines Sociales de interés general', el contribuyente puede ayudar "el doble" a las personas en situación social más precaria, "sin que suponga coste añadido alguno".
En 2013, el 16% de los contribuyentes marcaron las dos casillas lo que supone, según precisa Cáritas, "que quedaron sin asignarse más de 510 millones de euros, que podrían haber sido destinados al sector social y a la Iglesia" y que, sin embargo, "sirvieron para engrosar las arcas de la Hacienda pública".
Cáritas Española recibió en 2013 casi 25 millones de euros del IRPF de la casilla 'Fines sociales', que permitieron financiar casi 600 proyectos en 61 Cáritas Diocesanas de todo el país. Así, según explica, se beneficiaron cientos de miles de personas en situación social precaria --mayores, mujeres, jóvenes, niños, dependientes, inmigrantes, personas sin hogar, reclusos, discapacitados--.
Además, la organización recuerda que muchos de los recursos de Cáritas proceden de la propia Iglesia, de la que forma parte. Por ello, propone a los declarantes que marquen simultáneamente ambas casillas, dado que la mayoría de programas sociales que lleva a cabo utilizan infraestructuras de propiedad diocesana o parroquial, sin los cuales no sería viable su puesta en marcha.
Este apoyo económico permanente de cada Iglesia diocesana a sus respectivas Cáritas diocesanas y parroquiales se ve reforzado además, cada año, con la donación extraordinaria que la Conferencia Episcopal Española (CEE) realiza a los programas de Cáritas destinados a paliar los efectos sociales de la crisis.
El último año, la CEE realizó a Cáritas una aportación económica de 6 millones de euros, que procede de lo que la CEE recibe por la asignación tributaria a favor de la Iglesia. En los últimos cinco años, la CEE ha donado casi 20 millones de euros.
En cualquier caso, Cáritas aclara que estas aportaciones extraordinarias, no son, "ni mucho menos", el total de lo que la Iglesia aporta a Cáritas, porque "Cáritas es la Iglesia misma en su estructura más fundamental que es la parroquia".
Estos apoyos económicos al trabajo de Cáritas --tanto la aportación de la CEE como los fondos procedentes del IRPF-- se engloban en los más de 276 millones de euros invertidos por las 70 Cáritas Diocesanas de toda España en el último ejercicio. Gracias a este esfuerzo económico fue posible mejorar las condiciones de vida de casi 2 millones de personas dentro de España y de otros 3 millones en países en desarrollo.