Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cáritas y otras organizaciones de DDHH piden a FRONTEX que no utilice el término "ilegal" para los migrantes

El Foro Consultivo de Frontex, integrado entre otras por Cáritas Europa, Amnistía Internacional, la Agencia de la Unión Europea para los Derechos Fundamentales, la Organización Internacional para las Migraciones, el Servicio Jesuita para los Refugiados, Cruz Roja Europa y ACNUR, ha pedido a Frontex que no utilice el término "ilegal" para referirse a los inmigrantes en las fronteras exteriores de Europa.
El Foro Consultivo de Frontex fue creado en 2012 para proporcionar a la citada Agencia una labor de asesoría por parte de expertos en materia de derechos humanos. El pasado 31 de julio publicó su primer informe anual.
"Frontex debería tener cuidado de abstenerse de cualquier generalización y juicios de valor implícitos como el de migración 'ilegal'", recomienda el Foro, al tiempo que señala que esto supone generalizar a todos los inmigrantes como personas que hacen uso del sistema de asilo para entrar en territorio europeo.
Sin embargo, según apunta el Foro, el texto final de Frontex todavía utiliza referencias a migración ilegal "con el argumento de que esta es la terminología oficial de la UE".
El informe también recoge la preocupación por el uso que hace Frontex del sistema de vigilancia Eurosur, un sistema que fue introducido como un medio para permitir a Europa detectar a inmigrantes mientras están todavía en el mar y dar más tiempo a la hora de salvar a más personas del riesgo de ahogamiento.
"En cuanto a su futuro trabajo de aplicación del Reglamento Eurosur, Frontex debe expresar su intención de cooperar de forma coordinada con los Estados miembros en la prioridad absoluta de salvar la vida de los migrantes, que es un objetivo explícito del Reglamento", recuerdan las organizaciones.
Durante el primer año de funcionamiento del Foro Consultivo, Caritas Europa ha jugado un papel activo a la hora de conseguir un compromiso positivo sobre el Código de Conducta para Operaciones Conjuntas de Retorno y monitorizar procesos formativos sobre derechos fundamentales para los guardias de fronteras.
"Una parte de esta cooperación ha sido útil, pero no todas nuestras recomendaciones han sido tomadas en cuenta por Frontex. Después de este primer año de actividad como miembros del Foro Consultivo, tenemos que ver durante el segundo año de trabajo cómo evoluciona la relación con el Consejo de Administración de Frontex", ha indicado la responsable de políticas de migración y asilo de Caritas Europa, Karolina Babická.