Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cáritas reclama la protección de la identidad de los pueblos indígenas y el respeto a sus territorios

Cáritas Española ha reclamado "a los gobiernos, a los organismos internacionales y, sobre todo, a los ciudadanos" de los países donde residen pueblos indígenas "desde tiempo ancestral, que reconozcan y protejan su identidad, que tanto aporta a la diversidad social de todo el mundo".
Así lo ha pedido la organización con motivo de la celebración este sábado, 9 de agosto, del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, una fecha establecida por las Naciones Unidas --según recuerda Cáritas-- "para recordar la riqueza histórica, cultural y humana de estas comunidades, y para exigir que se respeten sus derechos, sus territorios y, sobre todo, su dignidad".
Asimismo, Cáritas ha destacado su labor, a través de "diversos proyectos de cooperación fraterna" con distintas comunidades indígenas de Brasil, Ecuador, Camboya, Bolivia y Bangladesh, países donde, a su juicio, "se vulneran sus derechos tanto por la codicia de las grandes multinacionales como por el interés económico o la indiferencia política de sus propios Estados".
Según denuncia Cáritas, "el principal derecho vulnerado de estos pueblos es el de la propiedad de la tierra: en muchos casos, las comunidades indígenas han sido expulsadas de los territorios en los que vivían desde hace generaciones y, en otros, son objeto de discriminación en el acceso a sus propias tierras, en beneficio de los intereses de empresas extractivas o productoras de biocombustibles, por ejemplo".
"Nuestro trabajo está centrado en la proximidad con las personas vulnerables a las que acompañamos, ya que vivimos junto o dentro de las comunidades y trabajamos en lo cotidiano; pero también en la incidencia en los más altos niveles políticos, ya sea nacionales o internacionales", ha relatado Luis Ventura, misionero laico de la Consolata, vinculado al CIMI y que trabaja en la Pastoral Indigenista de la Diócesis de Roraima.
Por último, ha defendido que "hasta el día de hoy, la Iglesia ha sido el principal aliado y defensor de estas comunidades en todo el país, ha estado con ellos en las alegrías y en los sufrimientos, en las celebraciones y en las persecuciones".