Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Casa Real: El Caso Nóos es un "martirio" para la institución

Después de casi tres años que lleva abierto el Caso Nóos, la Casa Real pide que se cierre argumentando que este sumario ha supuesto para la institución un continuo ir y venir de insinuaciones y de información que han echo que este tema este candente día a día.
En una entrevista en TVE a Rafael Spottorno, Jefe de la Casa Real se ha planteado que existen varias hipótesis sobe la situación de los Duque de Palma una vez que todo este proceso de instrucción acabe. "Hay que confiar en la justicia. Nosotros siempre hemos respetado las actuaciones del magistrado. Y lo único que pedimos es que termine pronto. El sumario lleva tres años largos abierto. Entiendo que se han hecho todas las diligencias que tenían que hacerse y pienso que el señor magistrado entenderá que está ya en condiciones, así más o menos lo está anunciando a los medios de comunicación, de cerrar el sumario", comentaba Spottorno.
El diplomático ha negado que 2013 haya sido para el Rey un annus horribilis, ya que lo empezó con problemas de movilidad por sus molestias en la cadera y lo ha terminado poniendo punto y final a esos problemas. Spottorno ha afirmado que el Rey se está recuperando bien de su última operación de cadera de noviembre pasado, y se ha mostrado confiado en que con esta intervención haya "superado" definitivamente esos problemas.
Este 2013 no ha sido el mejor año para el monarca, ya que sus numerosas operaciones de cadera y sus largas recuperaciones le han tenido retirado de la agenda oficial. A todo esto se une la incertidumbre sobe el Caso Nóos. No obstante, aseguran que la corona cumplirá con la nueva Ley de Transparencia a propuesta del propio monarca y que afecta directamente también a la corona. Spottorno confía en que la Ley de Transparencia acabe con la imagen de opacidad que tiene la Casa Real.
"El Rey habla con muchísima gente, ejerce su influencia moderadora y tranquilizadora en unos aspectos, impulsora en otros", pero "no puede ni debe intervenir abiertamente en el manejo de la cosa política", ha aclarado sobre el papel del monarca en los asuntos institucionales.