Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El detenido por matar a su yerno en Casariche (Sevilla) no tenía licencia de armas y ocultaba la escopeta en un carrito

M.P.D., el hombre de 87 años de edad que ha sido detenido este jueves tras supuestamente matar de un sólo disparo con una escopeta de caza a su yerno de 65 años en la localidad sevillana de Casariche, no contaba con la licencia de armas exigida legalmente, según han informado a Europa Press fuentes de la investigación, quienes han detallado que el detenido llevaba la escopeta oculta en un carrito de la compra antes de acabar sorpresivamente con la vida de la víctima.
En este sentido, fuentes de la investigación han indicado a Europa Press que los agentes del equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Osuna que investigan el suceso están intentando aclarar tanto el origen de la escopeta de caza como los motivos que habrían llevado al detenido a acabar con la vida de su yerno, un crimen que además ha sido presenciado por la mujer de éste e hija del sospechoso.
No obstante, las mismas fuentes han señalado que las relaciones entre víctima y agresor "no eran buenas" desde que, hace varios años, mantuvieron una discusión por motivos que se desconocen; de hecho, se decretó una orden de alejamiento entre ambos que cesó en agosto de 2012, según han apuntado.
Los hechos tuvieron lugar a las 12,20 horas de este jueves a las puertas del consultorio de la localidad, cuando el detenido, por causas que hasta el momento se desconocen, disparó en el pecho con una escopeta de caza a su yerno, identificado como J.F.G., lo que fue oído por el sargento del puesto de la Guardia Civil del municipio, ubicado junto al consultorio.
Así, el sargento salió al exterior y pudo ver al detenido con la escopeta en la mano y al herido en el suelo. Inicialmente, el herido fue trasladado al centro médico e incluso se llamó a un helicóptero medicalizado a fin de proceder a su traslado, aunque finalmente no se pudo hacer nada por salvar su vida al ser la herida mortal de necesidad. De su lado, el presunto culpable fue detenido de forma inmediata sin "oponer resistencia".
El caso lo instruye el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Estepa, mientras que el detenido se encuentra en dependencias de la Guardia Civil de esta localidad en espera de prestar declaración y ser puesto a disposición judicial.