Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Casas comunica al Congreso que en noviembre debe renovarse otro tercio del TC

La presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas. EFE/Archivotelecinco.es
La presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, ha comunicado al Congreso de los Diputados que el próximo 7 de noviembre cumple el mandato de los cuatro magistrados designados por la Cámara Baja, con el objetivo de que ponga en marcha el procedimiento para su renovación.
Casas comunicó esta circunstancia al Congreso mediante una carta remitida el pasado miércoles a su presidente, José Bono, cumpliendo así -como anteriormente han hecho todos sus antecesores en el cargo- con el trámite establecido en el artículo 17.1 de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional (LOTC).
Este precepto señala que "antes de los cuatro meses previos a la fecha de expiración de los nombramientos, el presidente del Tribunal solicitará de los presidentes de los órganos que han de hacer las propuestas para la designación de los nuevos magistrados, que inicien el procedimiento para ello".
En esta ocasión, según han informado a Efe fuentes del tribunal, Casas ha enviado la carta al Congreso cuatro meses y cinco días hábiles antes de que concluya el mandato de los cuatro miembros del Constitucional designados por esta Cámara.
Se trata de Roberto García-Calvo, fallecido en mayo de 2008 y cuya plaza está vacante desde entonces, Javier Delgado, Eugeni Gay y Elisa Pérez Vera.
Si en noviembre no se procede a su renovación, el Constitucional podría tener para esas fechas dos tercios de sus magistrados en funciones, ya que desde el 17 de diciembre de 2007 está pendiente la sustitución de los cuatro que fueron designados por el Senado: la propia Casas, el vicepresidente Guillermo Jiménez, Vicente Conde y Jorge Rodríguez-Zapata.