Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cataluña centraliza este martes en dos clínicas la gestión de más de la mitad de los abortos

Cataluña estrena este martes el nuevo modelo de gestión de los abortos, que supondrá la centralización en dos clínicas de Barcelona de más de la mitad de las interrupciones voluntarias del embarazo (IVE) que se realizan en la comunidad y la eliminación del pago previo por parte de las mujeres que regía desde la entrada en vigor de la nueva ley en julio de 2010.
El contrato suscrito entre el Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) refleja que las dos clínicas realizarán unos 13.000 abortos anuales, para lo que se destinarán 3,5 millones de euros, del total de 24.305 abortos que se han producido el último año --el segundo consecutivo en el que se produce un descenso, tras el máximo histórico de 27.000 abortos registrados en 2008--.
Tal y como avanzó Europa Press, el contrato convocado en marzo de este año para gestionar las IVE en Cataluña contempla un gasto estimado de 14,2 millones de euros durante los próximos cinco años, si bien la Conselleria de Salud se reserva la potestad de revisar el funcionamiento de la prestación por parte de la Clínica d'Ara Agrupación Tutor Médica y el Centro Casanovas de Ginecología y Planificación Familiar, los dos centros escogidos.
Las dos clínicas son las únicas que se presentaron al concurso, pero este hecho ha provocado las críticas de las otras clínicas autorizadas por la Generalitat, que estudian recurrir a los tribunales por entender que no fueron informadas del concurso.
El Govern pone en marcha así el plan diseñado para asumir el cambio en la legislación realizada por el Gobierno central en 2010, que contempla el aborto libre hasta la semana 14, y que pretende también priorizar el aborto farmacológico durante las primeras siete semanas del embarazo.
Salud prevé en el nuevo modelo que aquellas mujeres que acuden a cualquiera de los centros de Atención a la Salud Sexual y Reproductiva (Assir), una vez informadas de las alternativas y ayudas que existen en caso de querer seguir con el embarazo, sean redirigidas a los ambulatorios que dispensan fármacos abortivos, a las dos clínicas ahora acreditadas o bien, si el embarazo presenta complicaciones específicas, hacia alguno de los hospitales de referencia que ya vienen realizando las intervenciones quirúrgicas más complicadas.
Las tarifas que recoge el contrato público señalan que el precio de una IVE oscila entre los 260 hasta los 1.300 euros, según la semana de gestación y el tipo de intervención que se realice, siendo la opción más cara el aborto que se practica entre la semana 20 y 22 con anestesia general o sedación.
MENOS ABORTOS
El número de abortos practicados en Cataluña disminuyó durante 2010 un 6,7% respecto al año anterior, lo que supone el segundo descenso consecutivo y sitúa el número de IVE practicadas en las 24.305.
La edad media de las mujeres que abortan en Cataluña es de 28,3 años y casi la mitad de los IVE que se producen se sitúan en la franja de edad entre los 25 y los 34 años, mientras que en el 30% de los casos ya se había producido al menos un aborto con anterioridad.
Asimismo, la mitad de las mujeres que abortan no viven en pareja, el 20% está en el paro y la media de tiempo de gestación cuando se produce la IVE es de 8,5 semanas, si bien el 90% de los abortos se produce dentro de las 12 primeras semanas de embarazo.