Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cataluña rebaja la mortalidad por ictus a un 13% en cinco años

Cataluña ha logrado reducir la mortalidad causada por ictus de un 15,6% a un 13,2% en los últimos cinco años, si bien durante el año pasado ingresaron unas 15.000 personas por esta causa en algún centro, lo que representa un incremento del 7%.
En un comunicado difundido con motivo de la celebración este sábado del Día Mundial del Ictus, la Conselleria de Salud de la Generalitat ha hecho hincapié en la importancia de detectar a tiempo la aparición de un episodio de este tipo para tratarlo a tiempo y reducir las secuelas que ocasiona.
Con esta intención, Salud realizará durante noviembre una campaña informativa para enseñar a reconocer los síntomas y cómo actuar, mediante la distribución de 4.000 carteles informativos en los centros de salud de Cataluña, bajo el título 'No pierda tiempo, ganará cerebro'.
Hacer reír, levantar los brazos y hacer hablar a la persona afectada constituyen "acciones sencillas" para determinar si alguien sufre un ictus, ya que en caso de que suceda es necesario llamar a urgencias lo antes posible.
El ictus engloba un conjunto de enfermedades como la apoplejía, la embolia, trombosis y derrame cerebral, que se desencadenan con la oclusión o rotura de una arteria, lo que conlleva la muerte de células cerebrales y secuelas en forma de hemiplejia, afasia o parálisis.