Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cataluña atribuye los resultados PISA en la región a "situaciones socioculturales complejas"

El secretario de Políticas Educativas de la Conselleria de Enseñanza de la Generalitat de Cataluña, Joan Mateo, ha atribuido este martes los resultados catalanes --488 puntos-- de la prueba de resolución de problemas de Pisa 2012, 12 puntos por debajo de la media de la Ocde --500--, a las "situaciones socioculturales muy complejas" de los alumnos catalanes.
En atención a los medios, Mateo ha explicado que, a diferencia de otros países, Catalunya tiene "contingentes de personas en situación sociocultural muy compleja", que el departamento tiene identificados y que trabaja con más fuerza con iniciativas como las auditorías pedagógicas, entre otras.
"El sistema ha demostrado que estamos prácticamente como la inmensa mayoría de países, pero tenemos la responsabilidad de un conjunto de alumnos que están muy desplazados de la media del sistema", ha argumentado.
Ha lamentado que Cataluña tiene "un grupo de alumnos reducido" situados en un nivel muy bajo --300 puntos--, lo que supone 200 puntos menos que la media de la Ocde, y corresponden a alumnos de centros de alta complejidad.
Al comparar los resultados con otras autonomías, ha dicho que el País Vasco --496 puntos-- tiene un número de inmigrantes muy inferior al de Catalunya, y el de Madrid --507 puntos-- es similar, pero proceden mayormente de Latinoamérica, con lo que tienen "una cultura muy parecida".
También lo ha vinculado a que en Madrid hay más funcionarios, por lo que el nivel cultural es superior al de Cataluña, porque es más del "mundo de la industria y el comercio", lo que puede explicar la diferencia, ha argumentado.
Ha subrayado que la prueba de resolución de problemas no está asociada a ninguna disciplina, sino que se centra en "problemas de la vida real", lo que exige que el alumno tenga un buen desarrollo de carácter cognitivo y desarrollo personal.
Por ello, ha justificado que la cuestión cognitiva "no se forma únicamente en la escuela", sino que interviene la familia, el contexto y el ambiente, y ha relativizado las diferencias con la media española --476,8 puntos--.
"El sistema educativo se debe sentir sensibilizado con lo que pasa pero no culpabilizado, porque no están --estas pruebas-- relacionadas con ninguna disciplina", ha insistido.
FOMENTAR LA CREATIVIDAD
Preguntado por si emprenderá alguna medida para paliar esta situación además de las auditorías, Mateo ha expresado que las direcciones de Primaria y Secundaria trabajan en la elaboración de las "competencias transversales" --disciplinas artísticas y musicales--, que buscarán fomentar la creatividad del alumnado.
Ha explicado que el alumnado norteamericano mejora en estos resultados de problemas porque reciben muchos 'inputs' y la actividad no está tan centrada en las materias disciplinares, por lo que responde más al contexto social y cultural que al académico.
"La escuela debe corregir ciertas tendencias y debe favorecer sistemas mucho más flexibles para que los alumnos trabajen de forma más creativa", ha agregado.