Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Generalitat se retirará de siete procesos judiciales contra activistas

La Generalitat de Cataluña cede a la presión de la CUP y se retirará como acusación de causas por disturbios y protestas callejeras registradas en huelgas generales o desalojos de okupas. Es decir, el gobierno catalán acepta una de las condiciones impuestas por los antisistema para facilitar la investidura de Carles Puigdemont. La decisión ha indignado a los sindicatos policiales.