Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Catedral de Santiago hace un recorrido por la historia del arte en alabastro a través de la colección de Jaime Trigo

La Catedral de Santiago acoge desde este jueves, en el Pazo de Xelmírez, una exposición que recoge una parte de la amplia colección de piezas en alabastro del anticuario Jaime Trigo, "única" en el mundo, para realizar un recorrido por la historia del arte en este material y acercar muchas de sus singularidades al público.
La muestra, 'El alabastro a través del tiempo', reúne en este recinto compostelano 88 piezas seleccionadas entre la colección de 300 obras que posee el galerista gallego y constituye la primera vez que serán expuestas de forma conjunta.
Tal y como ha explicado el comisario de la exposición, Ramón Yzquierdo, la muestra se articula en torno a tres ejes con tres objetivos. En primer lugar, hacer un acercamiento al alabastro como material y explicar sus tipologías, vías de trabajo y escuelas más relevantes.
En segundo lugar, los organizadores han querido hablar de la colección de Jaime Trigo en sí misma, única en el mundo por su variedad y tipología. Finalmente, la muestra hace un recorrido por la historia del arte en alabastro desde el punto de vista de la iconografía religiosa cristiana desde la Edad Media hasta el siglo XIX.
DESDE LA EDAD MEDIA
En la muestra están incluidas algunas de las piezas más antiguas de la colección de Jaime Trigo, concretamente un busto romano, una boca de fuente y un pez de simbología cristiana datados del siglo III después de Cristo.
Asimismo, y aunque en su mayor parte las piezas hacen referencia a aspectos religiosos, también se incluyen elementos profanos, como es el caso de una escultura que representa a una dama flamenca del siglo XV embarazada y que el propietario de la colección ha calificado como "única".
El recorrido expositivo hace especial hincapié en algunas de las claves de la colección, como las representaciones de la Virgen de Trápani, de la cual Jaime Trigo tiene la selección más numerosa de España; o los relieves góticos realizados en talleres de Nottingham, uno de los focos más importantes del arte en alabastro de los últimos siglos de la Edad Media.
En conjunto, se pueden observar piezas realizadas en distintos tipos de alabastro, con empleo de diferentes técnicas y con diversos orígenes, desde España a Italia y centroeuropa, pasando por piezas americanas del renacimiento y el barroco.
DESDE HACE 40 AÑOS
Jaime Trigo comenzó su colección de piezas de alabastro en los años 70, tras adquirir en Portugal una pieza que representa a San Miguel y que también se encuentra en la exposición.
A partir de ahí, en distintas ferias y mercados, el coleccionista se hizo con un conjunto de 300 piezas con origen en distintos puntos del mundo, de las cuales muchas tienen un "valor extraordinario".
"En el mundo entero, y sigo buscando, no hay una colección como esta", ha dicho Jaime Trigo, que ha destacado la "transparencia especial" del alabastro como una de sus principales características, junto al hecho de que es "más blando que el mármol" y permite crear "unas piezas bellísimas". La muestra estará abierta hasta finales de octubre.