Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El final de la Corrala Utopía de Sevilla

Sus nombres lo decían todo: la corrala Alegría, la corrala Las Luchadoras, la corrala Buenaventura y, por supuesto, la corrala Utopía. Desde mayo de 2012 este edificio ocupado ha creído en la autogestión. Su modelo se extendió por toda Sevilla: vecinos organizados, ánimo legal y siempre edificios propiedad de bancos y cajas.