Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Centenares de barceloneses llenan la Rambla de Catalunya para celebrar el Domingo de Ramos

Centenares de barceloneses han acudido este domingo a la Rambla de Catalunya de Barcelona para celebrar el Domingo de Ramos con el que se da comienzo a la Semana Santa, que durará hasta el próximo el 8 de abril.
La mayoría de asistentes han sido familias y personas mayores, solas o con sus nietos, que han disfrutado --arreglados para la ocasión-- de un día soleado, con buenas temperatura y un ambiente tranquilo.
Una señora ha animado y presentado la celebración, con música religiosa de fondo, minutos antes de dar comienzo, para ir concentrando a los asistentes alrededor de las dos tarimas que se han colocado a lo largo de la rambla, y en las que un sacerdote ha dado la bendición, la primera a las 11.45 horas y la segunda a las 12.00.
Las palmas han tenido un papel protagonista en la jornada, ya que las había de todas clases, colores, tamaños y temáticas, como las de Mario Bross, el Capitán Garfio o el FC Barcelona, todas con golosinas y chocolate.
Los asistentes han vivido este día de forma distinta ya que hay quienes, como el caso de Carmen Lorido, "vive intensamente" la liturgia de este día y conoce el motivo de la celebración, que es la rememoración de la entrada de Jesucristo en Jerusalén.
Por el contrario, Begoña Gutiérrez, que se considera no creyente, confiesa que se toma esta jornada como una festividad y tradición en familia y que después de la bendición de la palma van "a tomar el aperitivo mientras que los mayores van a misa".
Por otro lado, Carmen Sánchez, junto con su marido y sus hijas, afirma celebrarlo en esta rambla porque les queda cerca de casa y porque "es un día importante porque empieza la Semana Santa y es bonito vivirlo en familia".