Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Centenares de personas despiden a los tres guardias civiles fallecidos este domingo en Maraña (León)

La capilla ardiente, ubicada en la Comandancia de la Guardia Civil, permanece abierta ininterrumpidamente desde el domingo
Centenares de personas han pasado durante la mañana de este lunes por la capilla ardiente instalada en la Comandancia de la Guardia Civil de León para despedir Emilio Pérez Peláez, Marcos Antonio Benito Rodríguez y José Martínez Conejo, los tres guardias civiles fallecidos este domingo en Maraña (León) cuando trabajan en el rescate de un montañero lesionado durante una carrera nocturna.
La capilla ardiente, abierta ininterrumpidamente desde la noche de este domingo, ha sido visitada por familiares y compañeros de los tres fallecidos así como por miembros de otros cuerpos como Policía Local, Nacional y Bomberos.
Además, los familiares de los tres guardias civiles han recibido la vista del consejero de Fomento, Antonio Silván; el director general de Protección Civil, Fernando Salguero; el alcalde de León, Emilio Gutiérrez, y el presidente de la Diputación provincial, Marcos Martínez, entre otros.
Silván ha manifestado que se trata de "momentos terribles" y de "tremendo dolor" y ha destacado la profesionalidad de los fallecidos y de todos los miembros de equipos de rescate que "arriesgan su vida para salvar la de los demás".
El consejero ha agregado que "una sociedad responsable está siempre en deuda con personal y servicios de emergencia de las distintas instituciones y con toda la Guardia Civil".
Por otro lado, ante las posibles causas del siniestro ha explicado que es "evidente" que las condiciones climatológicas en el momento del siniestro eran buenas, pero que la investigación judicial está ya en curso.
En el mismo sentido se ha pronunciado el director de Protección Civil, Fernando Salguero, que ha explicado que todo apunta a que se ha tratado de "un accidente fortuito", aunque se ha abogado por la prudencia hasta que concluya la investigación.
Salguero ha asegurado que los tres fallecidos contaban con una larga trayectoria profesional en materia de rescates y que "su profesionalidad está fuera de toda duda". "Se trataba de una de las tripulaciones más experimentadas del servicio español en este ámbito y con una hoja de servicios extraordinaria", ha agregado.
En cuanto a los montañeros, el director de Protección Civil ha recordado que en la montaña "cualquier advertencia es poca" y que "se deben extremar las precauciones ante este tipo de situaciones que ponen en riesgo no solo la vida del propio montañero sino la vida de las personas dedicadas a salvarlo".
El alcalde de León, Emilio Gutiérrez y el presidente de la Diputación, Marcos Martínez, también han pasado por la capilla ardiente y han querido mostrar su solidaridad con las familias de los fallecidos. Ambos han destacado que se trata de "un día triste para toda la sociedad y para la provincia de León".
Los cuerpos sin vida de los tres agentes llegaron durante la tarde del domingo a las dependencias de la Guardia Civil, donde permanecerán hasta la tarde de este lunes, cuando serán trasladados a la Catedral de León, donde se celebrará un funeral conjunto.
El ministro del Interior, Jorge Fernández, así como el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, acudirán a las exequias. El sepelio, que comenzará a las 17.00 horas, será cooficiado por el obispo de León, Julián López, y por el arzobispo Castrense de España, Juan del Río.