Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Centenares de mossos pitan a Mas en apoyo de los agentes que hicieron las polémicas detenciones que acabaron en muertes

Las familias de los fallecidos critican el corporativismo e impunidad de los agentes
Centenares de mossos y una representación de Bomberos de la Generalitat han protestado este lunes y han protagonizado una sonora pitada contra el presidente de la Generalitat, Artur Mas, el conseller de Interior, Ramon Espadaler, y el director de los Mossos d'Esquadra, Manel Prat, en contra de los recortes y por la política del departamento en casos polémicos como el del Raval o Vendrell.
A su llegada a L'Auditori poco antes del mediodía para presidir el Dia de les Esquadres --festividad del cuerpo policial y a la que por primera vez asiste Mas--, todas las autoridades han recibido una sonora pitada de los concentrados, llamados por los sindicatos SME-CC.OO., SPC y CAT, para mostrar su apoyo a los mossos que realizaron las detenciones polémicas del Raval y el Vendrell, donde sendas personas murieron tras la reducción, y por las que hay agentes imputados.
Los familiares de los fallecidos durante reducciones en el Raval, el Vendrell y la reciente de plaza Molina han emitido un comunicado para criticar esta concentración, al considerar que "no es ningún acierto esta muestra de corporativismo y de impunidad", y consideran una falta de respeto absoluta hacia las familias.
El portavoz de SME-CC.OO., Antoni Castejón, ha asegurado que entienden su dolor pero ha defendido que quieren solidarizarse con ellos porque confían en su inocencia, y David Miquel (SPC) ha recordado que pueden defender a sus compañeros porque existe la presunción de inocencia y todavía no han sido declarados culpables.
LA BANDERA
Castejón ha criticado que se haya creado una bandera de los Mossos --que Mas ha entregado durante el acto al comisario jefe del cuerpo, Josep Lluís Trapero-- cuando faltan recursos y las comisarías tienen un estado lamentable, dice.
Por su parte, David Miquel ha lamentado que se haya creado la bandera pero no se haya impulsado un monumento en el complejo central de Egara para reconocer a los mossos muertos en acto de servicio.
Además, ha explicado que han convocado este lunes las Esquadres Alternativas para demostrar que no comulgan con la gestión de la cúpula policial y con la manera de gestionar los reconocimientos del cuerpo, además de destacar que la reciente cena de gala de los Mossos, impulsada para fomentar la cohesión, "demuestra que admiten desde la cúpula que hay una escisión con la base".
Desde el CAT, Ramón Labrador ha considerado que, en vez de dar la distinción de Mosso del Año a la periodista Pilar Rahola, externa al cuerpo, se le debería haber dado a personas de reconocida trayectoria que sean mosso.