Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Centenares de policías británicos buscan a un pistolero fugitivo que mató a una persona

Fotografía sacada de una grabación de una cámara de seguridad, y facilitada por la Policía de Northumberland, hoy, miércoles, 8 de julio de 2010, que muestra al fugitivo Raoul Moat en el interior de una tienda en Newcastle (R.Unido), el pasado 2 de julio. Centenares de agentes de la policía llegados de distintos puntos del país llevan a cabo hoy una espectacular operación en el norte de Inglaterra para capturar a Moat, quien está acusado de haber herido a su ex novia, Samatha Stobbart, de 22 años, matado al nuevo compañero de ésta, Chris Brown, de 29, el pasado sábado, y herido al día siguiente también con arma de fuego a un agente que estaba de patrulla. EFEtelecinco.es
Centenares de agentes de la policía llegados de distintos puntos del país llevan a cabo hoy una espectacular operación en el norte de Inglaterra para capturar a un peligroso fugitivo que disparó el fin de semana contra tres personas, una de las cuales murió.
Agentes armados con rifles de asalto o con mira telescópica y muchos de ellos vestidos con traje de camuflaje, peinan campos y bosques en torno a la localidad de Rothbury, en Northumberland, en busca de Raoul Moat, que trabajaba como portero en una discoteca.
En la operación se utilizan vehículos blindados como los empleados en algunas operaciones antiterroristas, así como helicópteros.
Moat, de 37 años, está acusado de haber herido a su ex novia, Samatha Stobbart, de 22 años, matado al nuevo compañero de ésta, Chris Brown, de 29, el pasado sábado, y herido al día siguiente también con arma de fuego a un agente que estaba de patrulla.
La policía ha detenido mientras tanto a dos supuestos cómplices, Karl Ness, de 26 años, y Qhuram Awan, de 23, de los que se creyó en un principio que eran rehenes del fugitivo, pero a los que ahora se acusa de conspiración para cometer asesinato.
La búsqueda de Moat se intensificó el miércoles cuando la policía volvió a centrar su atención en la granja de Wagteil, en la localidad de Rothbury, que ya había registrado anteriormente aunque sin éxito.
Un equipo de policías, armados con escudos, llevaron allí maniatado y provisto de un chaleco antibalas a un supuesto cómplice de Moat para que los ayudase a identificar lugares frecuentados por el pistolero.
Moat, un fisioculturista amante de las artes marciales, ha amenazado con vengarse de la Policía tras acusar al cuerpo de haberle arruinado la vida.
La policía localizó el martes un automóvil que al parecer condujo Moat y ha encontrado también el lugar donde el fugitivo estuvo acampado provisionalmente.
En la tienda de campaña se encontró una carta dirigida por el fugitivo a su ex novia, en la que afirma que el hombre al que dio muerte era un policía, algo que ha negado el propio cuerpo.
Moat ha jurado "seguir eliminando policías" hasta caer muerto y ha amenazado con disparar también contra otras personas a las que acusa de haberle ofendido.
Uno de sus amigos declaró a la prensa que Moat es un experto en supervivencia y que aunque nunca estuvo en el Ejército es un admirador de los programas de televisión que tratan de temas militares.
La policía mientras tanto ha ofrecido una recompensa de 10.000 libras (12.000 euros) por cualquier información que conduzca a su captura.