Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Centro Tomás Moro dice que Rita Maestre "justifica la persecución de católicos" al defender su protesta en la capilla

El centro jurídico Tomás Moro ha dicho hoy que la portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, "justifica la persecución de los católicos" al defender la protesta en la que participó hace cinco años en una capilla de la Facultad de Políticas de la Universidad Complutense.
El centro jurídico critica la "falta de voluntad" de la edil de Ahora Madrid para dimitir y la emisión de un comunicado en redes sociales "en el que sigue amparando actitudes de odio, rencor y violencia".
Maestre aseguró que la protesta en la Complutense "se trató de una actuación pacífica relacionada con una realidad que consideramos que debía cambiarse" y intentó reivindicar "la laicidad en las instituciones, su independencia de todas las confesiones y creencias con respeto hacia quienes la profesen en el ámbito privado y personal".
El centro Tomás Moro cree que con estas palabras la portavoz municipal "está justificando la persecución de toda aquellas personas que exteriorizan sus creencias religiosas". "Según las respetable concejala madrileña se pueden usar las instituciones universitarias para hacer política y para presumir de radicalismo político, pero no se pueden usar las mismas instituciones universitarias para reflexionar, meditar u orar", añaden.
Desde el centro jurídico consideran que "es atentatorio a la Declaración de los Derechos Humanos tratar de poner grilletes a la libertad ideológica, de conciencia y religiosa de los ciudadanos españoles".
"Si en algo se caracteriza la libertad religiosa es que el ámbito de conciencia personal pueda manifestarse públicamente mediante hechos, actos, palabras y actitudes; entender lo contrario como parece entender la concejal madrileña es negar la propia realidad de la libertad ideológica, de pensamiento, de conciencia y religión", argumentan.
Por último, el centro Tomás Moro se queja de que la concejala madrileña no dimita cuando los estatutos de su partido califican como una infracción muy grave "atentar contra cualquier de los derechos contemplados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos".
"Es necesario recordar a la política madrileña que la declaración Universal de Derechos Humanos aprobada el 10 de diciembre de 1948 reconoce en su artículo 18 que 'toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia'", señalan.
Por todo ello, y ante el juicio que se celebrará el próximo 18 de febrero, el centro jurídico Tomás Moro pide a la sociedad española "que medite sobre el peligro que actualmente está corriendo en España la libertad religiosa y de conciencia".
"Desde numerosas instituciones públicas se está tratando de imponer a la mayoría del pueblo español una serie de ideologías sectarias y totalitarias que tratan de reducir la libertad de pensamiento y de conciencia. El pueblo español ha de defender de forma contundente la libertad religiosa para evitar que las minorías ideologizadas que están ocupando las instituciones esclavicen la voluntad ciudadana haciendo uso de la violencia, el odio y el rencor y arrogándose en exclusiva la representación ciudadana", aseguran.