Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cerca de 1.200 personas fallecerán en España por cáncer oral en 2016, según la Federación Dental Internacional

Cerca de 1.200 españoles fallecerán en España durante el 2016 debido al cáncer oral, uno de los diez cánceres más frecuentes debido a la falta de un diagnóstico precoz, según 'El Atlas de la salud bucodental: El desafío de las enfermedades bucodentales', publicado por la Federación Dental Internacional (FDI).
Según este informe, durante 2016 se diagnosticarán en torno a 5.000 nuevos casos de este tipo de cáncer, de los que el 85 por ciento se hará en fase tardía. Este tipo de cáncer tiene en el tabaco y el alcohol sus principales causas, presentes en el 90 por ciento de los casos.
La FDI, para disminuir estas cifras, considera que hay que fomentar la detección precoz y la derivación a los especialistas; la disponibilidad del cuidado multidisciplinar en el tratamiento y en la rehabilitación; la integración del cáncer oral en la cobertura de salud universal y el enfoque integral de la reducción de factores de riesgo; y la integración de sistemas de vigilancia sanitaria rutinarios como se hace en otros tipos de cáncer.
El Atlas, elaborado para promocionar la salud oral entre responsables políticos, líderes de opinión y la comunidad sanitaria, recoge que la caries dental y la enfermedad periodontal son las enfermedades orales más comunes que, sin embargo, son en gran medida prevenibles con unos hábitos bucodentales apropiados y las visitas periódicas al dentista, junto a un estilo de vida saludable que limite el consumo excesivo de azúcares o tabaco.
Respecto a la situación de la caries en España, la FDI afirma que un 86,5 por ciento de la población mayor de 12 años padece caries en dientes permanentes, lo que equivale a 33 millones de personas. Un 31,2 por ciento de los niños menores de 12 años cuentan también con caries en sus dientes primarios (1,8 millones); y 803.000 mayores de 65 años no tienen ningún diente en sus boca, lo que supone un 13,8 por ciento. En cifras absolutas, en España existen más de 371 millones de dientes afectados por caries.
A nivel mundial, la caries tienen mayor incidencia en países con renta per cápita media, donde el 66 por ciento están sin tratar. En países de rentas más bajas cuentan con menos incidencia, pero prácticamente la totalidad de ellas no están tratadas. Lo mejor para evitarla, según ha explicado el presidente del Consejo General de Dentistas de España, Óscar Castro Reino, "es reducir la ingesta de azúcar, integrar la salud bucodental y Enfermedades no Transmisibles (ENT) bucodental en las estrategias nacionales de prevención y de promoción de la salud, asegurar el acceso universal a servicios asequibles y eficaces con fluoruro, asegurar el acceso universal a la salud bucal primaria, y la vigilancia, el seguimiento y evaluación".
La otra dolencia bucodental más común, la enfermedad periodental, afecta en España a 8 millones de adultos (30,7%), siendo la sexta enfermedad más frecuente en el mundo. De los españoles que la padecen, 2 millones tienen enfermedad periodontal severa (7,7%). Esta enfermedad se asocia a determinadas bacterias que la causan, aunque también existen otros factores de riesgo como el consumo de tabaco, la dieta no saludable, factores genéticos, el estrés y el excesivo consumo de alcohol. Para frenar esta enfermedad, los expertos recomiendan "concienciación y estilo de vida saludable, evitando los factores de riesgo; la detección temprana; y el refuerzo de la colaboración interprofesional".
SALUD ORAL-SALUD GENERAL
En el informe de la FDI se advierte que "las enfermedades bucodentales afectan a un área limitada del cuerpo humano, pero sus consecuencias repercuten en el cuerpo de manera global. Muchas enfermedades sistemáticas incrementan el riesgo de enfermedades bucodentales; y de la misma manera una pobre salud bucodental afecta a un número de procesos generales, así como el manejo de las mismas".
El presidente de la FDI, Patrick Hescot, ha querido subrayar la relevancia de la salud oral como indicador de la salud general. "Para muchos la salud bucodental está fuera de los límites importantes, una mentalidad extendida tanto entre las administraciones públicas como entre la población, pero dada la importancia que tiene hay que cambiar ese pensamiento", ha asegurado. "El papel del dentista es imprescindible para el bienestar físico, mental y social, ya que ¿cómo podemos comer, beber, tener un vida social y amorosa plena sin una buena salud oral?", ha planteado.
TRAUMATISMOS ORALES Y OTRAS ENFERMEDADES
Las lesiones orales, que incluyen fracturas de los maxilares y otros huesos de la cara, así como fracturas, luxaciones y pérdidas de dientes, tienen efectos físicos, psicosociales y económicos. En España, según el informe, cada año se producen más de 61.000 fracturas dentarias en la población infantil, y 335.000 menores de 12 años han sufrido fracturas dentarias en nuestro país. Sin embargo, como ha explicado el secretario general del Consejo General de Dentistas de España, Juan Carlos Llodra Calvo, "en los países del primer mundo la violencia doméstica es la principal causa de los traumas orales, y en los del tercer mundo los accidentes de tráfico".
El VIH o el Noma son otras de las enfermedades que ha analizado el FDI por su relación con la salud oral. Respecto al VIH, la mitad de las personas VIH positivas desarrollan síntomas en la cavidad bucal durante la enfermedad, incluyendo infecciones por hongos, bacterias y virus; periodontitis severa, verrugas, boca seca, sarcoma de Kaposi y linfomas. El Noma, por su parte, es una enfermedad frecuentemente letal que afecta principalmente a niños del África subsahariana y lleva a la destrucción de los tejidos de la cara, y que cuenta con la mala higiene bucal entre sus factores de riesgo.
DESIGUALDADES EN SALUD BUCODENTAL
El nivel socioeconómico es un determinante en la salud bucodental y en la salud general. Tal como se expresa en el informe, "los dentistas tienen una función importante en la promoción de políticas para reducir las desigualdades de salud en las poblaciones", aunque "es urgente que se empiece a trabajar de manera intersectorial (con pediatras, cardiólogos, endocrinólogos, obstetras), para disminuir estas desigualdades entre todos". "En España, cuando más baja es la renta peor es la salud oral. El 93 por ciento del coste dental sale del propio paciente en España, el porcentaje más alto de Europa, por ello somos uno de los países que menos va al dentista, y eso debe cambiar", ha afirmado Llodra.
Para el Consejo General de Dentistas de España, los principales retos en la atención oral actualmente son "dinamizar los Planes de Atención Dental Infantil en las diferentes comunidades autónomas; integrar la atención oral en la salud general; implantar Programas Integrales de atención oral en las embarazadas; y cubrir la atención dental básica, sobre todo en los pacientes mayores de bajos recursos", han reivindicado.
DÍA MUNDIAL DE LA SALUD ORAL
Para concienciar a la población de la necesidad de cuidar la salud bucodental, con motivo del Día Mundial de la Salud Oral el próximo 20 de marzo, el Consejo de Dentistas va a realizar varias acciones bajo el lema 'Boca sana, cuerpo sano'. "El jueves 17 se emitirá un décimo de lotería con el lema de la campaña; y el propio día distribuiremos una nota para promover la importancia de la dieta, el ejercicio y los cuidados y visitas al dentista para la salud oral. Además, promocionaremos un video; y en abril ofreceremos talleres saludables y educativos en más de 80 colegios, con la colaboración de Orbyt y Oral B, para que los niños adquieran hábitos para llevar una vida y una higiene bucodental saludable", ha explicado Castro Reino.