Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cerca de un tercio de los conductores ha estado cerca de sufrir un accidente por manipular dispositivos mientras conduce

Cerca uno de cada tres conductores se ha visto en situaciones de riesgo, "mucho riesgo" o incluso ha llegado a tener un accidente por manipular dispositivos electrónicos mientras conducía, buscar objetos en la guantera o realizar otras acciones, como regular la distancia del asiento o el reposacabezar, según un estudio publicado este jueves por BP, RACE y Castrol como parte de la campaña '#ManosAlVolante'.
Así, un 29% de los conductores encuestados reconoce haberse visto en situaciones de cierto riesgo o "mucho riesgo" (7%) al buscar objetos en la guantera y un 1% ha sufrido un accidente debido a una distracción por esta razón.
Algo parecido ocurre con acciones como poner o quitar un CD o DVD (39% ha vivido situaciones de riesgo y un 1% ha tenido un accidente); usar el ordenador de a bordo (29% ha tenido situaciones de riesgo); intentar sincronizar dispositivos (32% ha experimentado situaciones de riesgo y el 2% ha tenido accidentes); acceder a Internet mientras se conduce (47% ha tenido situaciones de riesgo), regular el asiento o el reposacabezas (43% ha tenido situaciones de riesgo); manejar el navegador GPS (36% ha vivido situaciones de riesgo y el 1% algún accidente); o manipular el manos libres del coche (el 27% ha tenido situaciones de riesgo y el 1% ha sufrido algún accidente), entre otras conductas.
Según el documento, hay diversas acciones que realizan mientras conducen que perciben como arriesgadas de cara a sufrir un accidente. Así, mientras actividades habituales como emplear los limpiaparabrisas o subir y bajar las ventanillas son acciones que generalmente no suponen ningún riesgo para la mayoría (65%) de los conductores, otras como navegar por Internet mientras se conduce son percibidas como un riesgo muy alto o bastante alto para el 92% de los conductores.
Junto con esta, intentar sincronizar dispositivos (como el 'smartphone') con el coche (85%), buscar objetos en la guantera (92%), usar el ordenador de a bordo (70%), regular el asiento y el reposacabezas (68%), poner o quitar un CD en el reproductor del coche (67%) o manipular el navegador GPS en marcha (82%), son algunas de las actividades que los conductores confiesan que llevan a cabo al volante y que suponen un mayor grado de distracción y, por lo tanto, mayor riesgo de provocar un accidente.
15 MILLONES DE CONDUCTORES "DISTRAÍDOS"
En total, si se extrapolan las conclusiones del estudio (realizado a partir de una muestra de 1.005 personas) a la población de España, 15 millones de conductores reconocen que "se han distraído" al volante por realizar acciones no directamente relacionadas con la conducción mientras estaban al volante de un vehículo.
"Es un dato que nos tiene que hacer reflexionar. Los fabricantes y el sector del automóvil están trabajando para que no la tecnología no supongan un riesgo para el conductor pero los conductores muchas veces no son capaces de asumir todas estas tecnologías", ha explicado el responsable de Seguridad Vial de RACE, Tomás Santacecilia.
De hecho, el estudio incide en que buena parte de la distracción que se produce al manipular determinados dispositivos dentro del vehículo se deriva del "desconocimiento" de los mismos por parte del conductor.
Según el coordinador del Área de Movilidad y Seguridad Vial del RACE, Jorge Castellanos, en general la introducción de tecnologías en el vehículo para mejorar la seguridad es un factor que genera "confianza" en la mayor parte de la conducción y el 62% "entiende que le ayuda en la conducción".
Sin embargo, el estudio muestra cómo a una parte de la población de conductores "les asusta" (6%) o contribuye a "generarles estrés" (13%) mientras conducen, debido al desconocimiento sobre cómo utilizarlos. "Crean incertidumbre al saber para qué sirven (15%) y uno de cada cuatro (25%) afirma que le distraen", ha explicado durante la presentación del estudio.
Durante la presentación del estudio ha intervenido el piloto profesional Roldán Rodríguez para apoyar la campaña e incidir en la importancia de conocer bien los dispositivos del vehículo y su utilización "independientemente de lo bien que uno conduzca o de la experiencia que tenga".
Cuando tenía 22 años ya corría campeonatos del mundo, en Europa, en Asia y tenía bastante experiencia. Iba camino de Valencia por la A3, me puse a tocar el ESP que era algo como muy nuevo entonces. Iba a 120, me despisté un segundo y estuve a punto de tener el accidente más grave de mi vida", ha explicado.
Rodríguez ha subrayado que "es muy fácil desconcentrarse" al volante, especialmente si se conduce por carretera. "Puede ser aburrido ir por autopista de tres carriles, pero no hago ni un kilómetro sin estar concentrado en lo que estoy haciendo, sigo al 100% para no distraerme", ha hecho hincapié.
CAMPAÑA #MANOSALVOLANTE
Los impulsores del estudio han iniciado una campaña titulada '#ManosAlVolante' con la que quieren conciencia a los conductores sobre los riesgos de manipular dispositivos durante la conducción y la importancia de "formarse" para conocer los mecanismos y equipos de seguridad del vehículo y cómo utilizarlos.
De hecho, el documento presentado este jueves pone de manifiesto como el 95% de los conductores encuestados considera "muy o bastante necesario" recibir formación sobre las funciones avanzadas de sus vehículos, y los responsables de la investigación han destacado que la mayor parte de los conductores no recibe más formación en conducción que la necesaria para obtener el carné de conducir.
Por ello, la campaña ha elaborado varios vídeos y un juego para concienciar a los conductores españoles y "poner a prueba" sus conocimientos sobre los dispositivos de seguridad del vehículo y sorteará una 'Play Station' entre los usuarios del juego, al que se puede acceder a través de la página web www.stopdistracciones.com.
Además, ha creado una página de Facebook (@StopDistracciones) y un usuario de Twitter (@StopDistraccion) para difundir los mensajes de la campaña, así como infografías y vídeos elaborados para ello. "Es muy importante tener el mayor número de conductores concienciados y que esto sea un compromiso de todos", ha indicado la responsable del Departamento de Seguridad Vial de BP, Ruth Hurtado.
Por otra parte, la campaña ha contratado 250 cursos de formación teórico práctica sobre distracciones al volante que se entregarán a clientes de BP y Castrol y se llevarán a cabo en el Circuito del Jarama (Madrid), según han explicado.