Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Chile descarta la presencia de carteles mexicanos, pero restringe la venta de efedrina

El Gobierno chileno descartó hoy que los carteles mexicanos operen en el país, pero aseguró que son una amenaza real, por lo que decidió restringir la venta de medicamentos que contengan efedrina, una sustancia usada en la fabricación de drogas sintéticas, reseña la prensa local.
El Ministerio de Salud chileno adoptó ayer esta medida tras la detención el pasado miércoles de tres mexicanos en el aeropuerto de Santiago cuando trataban de sacar del país cien kilos de esa sustancia, lo que ha puesto en alerta a las autoridades chilenas.
El responsable del Departamento Estadounidense Antidrogas (DEA) en Chile, David Horan, alertó ayer del "alcance internacional" de esos grupos, que según dijo "viajan por el mundo buscando y comprando los precursores químicos para la producción ilegal de metanfetaminas".
"No existe ningún antecedente serio en las investigaciones en curso que permitan afirmar que existe un cartel mexicano operando en Chile", aseguró el subsecretario del Interior, Patricio Rosende, en declaraciones que publica hoy el diario chileno La Tercera.
"No por una diligencia (en la) que resulten detenidos mexicanos se puede afirmar que Chile se ha transformado en una especie de paraíso de los narcotraficantes", dijo el subsecretario, que sin embargo se mostró de acuerdo con el responsable del DEA.
En este sentido, resaltó que "hay conciencia a nivel mundial en todas las instituciones de que el tema del narcotráfico es muy preocupante y una amenaza global que está presente, de la cual en Chile se están tomando las medidas que corresponden".
Las autoridades chilenas temen que los carteles de la droga utilicen a Chile como plataforma para transportar la sustancia desde Argentina, que el año pasado importó 52.000 toneladas, hasta México y Estados Unidos, según publica hoy el diario El Mercurio.
La importación de efedrina está restringida en esos dos países, y en México está además prohibida la venta de medicamentos que contengan esa sustancia, que se extrae de la planta efedra, cuyos mayores productores son China, India y República Checa.
En tanto, el Ministerio de Salud chileno decidió ayer restringir la venta de medicamentos con efedrina, como descongestionantes y antitusivos, que a partir del próximo lunes sólo serán expedidos con receta, y estudia además la prohibición total de la comercialización de fármacos con ese componente.
Por otra parte, la Fiscalía continuaba el viernes con las diligencias para localizar a otros dos individuos, un canadiense y un mexicano, vinculados con los tres ciudadanos mexicanos detenidos, a los que versiones de prensa vinculan con el cartel mexicano de Sinaloa.
Además, miembros de la Fiscalía Oriente de Santiago y de la Brigada Antinarcóticos del aeropuerto de la capital acordaron solicitar la cooperación de las policías de Argentina y México, asegura hoy El Mercurio.
Como parte de la lucha contra el tráfico de drogas, el director de la Policía de Investigaciones, Arturo Herrera, viajó a Austria para participar en una reunión de la Interpol en la que pedirá que se tomen medidas para contrarrestar la comercialización de sustancias ilegales.