Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

China se enfrenta a sus peores inundaciones en doce años

Fotografía disponible hoy, jueves 15 de julio de 2010, en la que aparecen varios policías lanzando rocas para reforzar la descarga del dique de Meixi Reservoir en el condado de Duchang, provincia china de Jiangxi. Inundaciones por las fuertes lluvias han ocasionado 118 muertes y 47 desaparecidos en lo que va corrido del mes en las provincias del sur del país. EFEtelecinco.es
China afronta sus peores inundaciones desde 1998, cuando murieron miles de personas, debido a la crecida del río Yangtsé, que amenaza con desbordarse y provocar una catástrofe de dimensiones similares, aseguraron hoy medios gubernamentales chinos.
"Aunque la situación actual en el río Yangtsé todavía no ha alcanzado el nivel de máximo peligro, se encuentra en un punto crucial", señaló Wang Jingquan, director de la oficina de control de inundaciones del Comité de Recursos Hídricos del Río Yangtsé, en declaraciones recogidas hoy por el diario oficial "China Daily".
Desde que empezó la temporada del monzón, que afecta al sur y el centro de China entre mayo y septiembre, las lluvias, inundaciones y avalanchas han causado 594 muertos y 212 desaparecidos en 26 provincias, informó hoy la Oficina Estatal de Control de Inundaciones y Sequías.
Esta semana las potentes lluvias afectaron a más de 11 provincias, mientras que los aludes de barro causaron por lo menos 41 muertos y casi otros 40 desaparecidos en Yunnan, Sichuan y Hunan.
Las pérdidas directas provocadas por el monzón se cifran en 17.600 millones de dólares, y han afectado a 97,5 millones de personas y 6,16 millones de hectáreas de cultivo, además de arrasar por completo 590.000 viviendas.
El portavoz de turno de la cancillería china, Qin Gang, señaló hoy en rueda de prensa que las autoridades están haciendo lo que pueden para prevenir más pérdidas humanas, pero recomendó a los turistas extranjeros que presten atención a su seguridad personal si viajan a las zonas afectadas.
El mayor desafío que afrontan ahora las autoridades chinas es la crecida del Yangtsé, que amenaza con desbordarse tras la llegada del tifón "Conson" hoy a las costas cantonesas, en el suroeste del país.
El huracán exacerbará la potencia de las lluvias que ya afectan al Yangtsé, y a los lagos Poyang, Dongting y Taihu, según los centros meteorológicos chinos.
Desde el 7 de junio, los niveles del agua del Poyang han superado dos veces la señal de alerta, mientras que las aguas de la presa de las Tres Gargantas, en Chongqing (suroeste), han alcanzado los 150 metros, 5 por encima del nivel de alerta.
El director Wang recordó que las peores inundaciones registradas por el Yangtsé, en 1975, 1983 y 1998, ocurrieron en julio y agosto.
"Si las lluvias alcanzan los cursos altos del río, acompañadas de continuos chubascos en los cursos medio y bajo, se pueden producir inundaciones como las de 1998", agregó, cuando murieron 4.150 personas y 18,4 millones tuvieron que ser realojados.