Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Chuletas" con tinta digital

En época de exámenes, crece el ingenio y la astucia de los menos aplicados en eso del estudio. Todo es válido para conseguir un aprobado o para lograr algo más de nota en una prueba que se atraganta. 
"Siempre coincide un aumento de afluencia de los más jóvenes a la tienda en época de exámenes", tal y como aseguran fuentes de "La Tienda del Espía", que comercializa dispositivos específicos para copiar en las aulas.
Pese a que este año se ha notado el impacto de la crisis haciendo descender las ventas hasta un 10% respecto al año anterior, estas técnicas siguen siendo una de las opciones preferidas por los alumnos menos aplicados.
Así, el dispositivo por excelencia para aprobar sin problemas es el archiconocido 'pinganillo'. Este aparato consta de un auricular de color carne que se conectar vía bluetooth a un teléfono móvil que se esconde en la cintura.
Este tipo de dispositivos puede variar de precios dependiendo de dónde se adquiera o de si está homologado o no.
Sin embargo, este tipo de "chuletas electrónicas" no son las únicas. En el mercado existen otros productos para hacer más fácil los exámenes. Bolígrafos con grabadoras ocultas o tintas invisibles son otros de los dispositivos muy arraigados entre los menos estudiosos. 
Algunos padres, cómplices
Pese a que siempre se ha mantenido que el copiar en los exámenes es cosas sólo de los estudiantes, la realidad, en algunas ocasiones, dice lo contrario.
Tal y como explican desde "La Tienda del Espía", "aunque no es habitual, en algunos casos, han venido los padres acompañando a los hijos para financiarles estos dispositivos". "Si el alumno no da la talla recurren a estos productos para que su hijo apruebe", aseguran. EPF