Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Científicos británicos, convencidos de que el punto G no existe

Ese punto donde confluirían tantas terminaciones nerviosas que adecuadamente estimulado provocaría un delirio sexual en la mujer no ha sido encontrado por más que los científicos se han empeñado. En los ensayos participaron 1.804 mujeres, de entre 23 y 83 años, y entre ellas gemelas idénticas. Los estudiosos esperaban que al menos ellas coincidiesen en señalar la misma zona erógena, pero tampoco ellas, según publica el "Daily Mail".
El mito del punto G ha alimentado a terapeutas y sexólogos durante años que han probado con todo tipo de terapias y soluciones para que la mujer descubriese su cima del placer, pero también ha decepcionado a hombres y mujeres, convencidos de que no eran la pareja adecuada.
Una de las doctoras que ha participado en el estudio lamenta la presión que eso ha supuesto para muchas parejas: "Es muy irresponsable hablar de una entidad que nunca ha sido probada y que presiona a mujeres -y también a hombres". Expertos sexólogos encuentran que este estudio revela la diferencia que hay entre la ciencia popular y biología o la anatomía.
La idea del punto G fue popularizada por la profesora Beverly Whipple, de la Universidad Rutgers, en New Jersey, en 1981 y lo bautizó así en honor al ginecólogo Ernst Grafenberg. Fue él quien proclamó en el 50 que había encontrado una zona erógena en la mujer. Para Whipple el nuevo estudio es incompleto ya que ha descuidado a las mujeres lesbianas y a las bisexuales y no ha tenido distintas técnicas sexuales y ndistintas habilidades de los hombres.    LA