Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Científicos logran regenerar un órgano en ratones

Científicos británicos han logrado hacer que se regenere un órgano en un animal vivo utilizando medicina regenerativa, un descubrimiento que podría allanar el camino para aplicar técnicas similares en humanos en el futuro.
El equipo de la Universidad de Edimburgo reconstruyó una glándula timo -órgano central para el sistema inmune que se encuentra delante del corazón- de ratones muy viejos al reactivar un mecanismo natural que deja de funcionar con la edad.
El timo regenerado no era solo similar en estructura y genética al de un ratón joven sino que también podía funcionar de nuevo, de modo que los ratones tratados comenzaron a producir linfocitos T, un tipo de células inmunitarias que permiten combatir las infecciones. Además, tenía un tamaño que duplicaba con creces el tamaño del órgano en los ratones viejos no tratados.
"Al dirigirnos a una sola proteína, hemos podido revertir casi por completo la disminución del timo", ha señalado Clare Blackburn del Centro de Medicina Regenerativa del Consejo de Investigación Médica de Edimburgo (Medical Research Council, MRC), que dirigió la investigación.
"Nuestros resultados sugieren que si seguimos la misma senda en humanos pueden mejorar la función del timo y por lo tanto aumentar la inmunidad en pacientes mayores, o aquellos en los que se ha suprimido el sistema inmune".
Añade, no obstante, que aunque los ratones tratados producían linfocitos T, los ensayos no servían para determinar si los sistemas inmunes de los ratones viejos estaban fortalecidos.
Y antes de que la técnica se pueda probar en humanos, apunta, los investigadores necesitarán llevar a cabo más experimentos animales para asegurarse de que el proceso de regeneración puede realizarse de manera controlada.
El timo es el primer órgano que se deteriora con el envejecimiento. Su reducción de tamaño es una de las principales razones por las que el sistema inmune se vuelve menos efectivo y perdemos la capacidad de combatir nuevas infecciones, como la gripe, a medida que avanza la edad.