Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cientos de personas reclaman en Santiago un "modelo económico alternativo" y el fin de los "recortes" públicos

Cientos de personas se han manifestado este domingo por las calles de la capital gallega, bajo el lema de 'Si existen alternativas --Sí existen alternativas--', para reclamar el fin "recortes públicos" y en defensa de un "modelo económico alternativo".

En declaraciones a los medios de comunicación momentos antes de partir la marcha, el secretario general de la CIG, Suso Seixo, ha lamentado la "negra" perspectiva de futuro que tiene el desempleo en Galicia, donde, según ha indicado, "en estos momentos" el número de desempleados supera los 230.000".
Ante esta situación, el sindicalista ha denunciado la "actitud de la Xunta", que ha tachado de "total y absoluta inoperancia" ya que, a su juicio, "no sólo no adopta ninguna medida para corregir la pérdida de tejido productivo que se está produciendo en Galicia", sino que "se escuda" en críticas "a la política del Gobierno central para justificar su inoperancia".
La movilización, en la que han participado el portavoz nacional del BNG, Guillerme Vázquez, y los candidatos nacionalistas al Congreso por A Coruña y Pontevedra, Francisco Jorquera y Olaia Fernandez Davila --respectivamente--, estuvo marcada por la fuerte lluvia y el viento.
En ella, se han podido escuchar consignas como 'Feijóo, dimite, Galicia vai a pique --Feijóo, dimite, Galicia va a pique--', 'A Xunta de Galicia, recorta e privatiza --La Xunta de Galicia, recorta y privatiza--', o 'O público é servizo, o privado é beneficio --Lo público es servicio, lo privado es beneficio', a través de las que se han reclamado "el fin de los recortes" y de las políticas "que solo benefician a la banca".
DEFENSA DE SERVICIOS PÚBLICOS
En este sentido, Seixo ha considerado "escandaloso" que "se aproveche la situación del déficit público" para "recortar el gasto social", un hecho que, según ha indicado, lleva a un "deterioro importante de la calidad de los servicios públicos y la pérdida de puestos de trabajo"
"Los gobiernos dicen que no hay recursos para afrontar gastos de servicios como la educación y la sanidad, mientras que después los mismos gobiernos no tienen problema en aportar miles de millones de euros de las arcas públicas para beneficiar a la banca", ha asegurado Suso Seixo.
Ante esto, ha asegurado que la CIG "denuncia" estas "políticas de corte claramente antisocial que favorecen los interese de los causantes de la crisis" y ha instado a la población a "exigir" un cambio del modelo económico actual a otro "más justo y solidario".
"CAMBIO DE RUMBO"
Por su parte, el portavoz nacional del BNG, Guillerme Vázquez, --que recorrió la marcha acompañado por los candidatos de la formación nacionalista al Congreso por A Coruña, Francisco Jorquera, y por Pontevedra, Olaia Fernández Davila--, ha pedido un "cambio de rumbo" de las actuales "políticas económicas".
En este sentido, se ha mostrado convencido de que "las cosas con la política que se está practicando en el Gobierno central y en la Xunta van mal", auque, como ha indicado, "con la derecha" --en relación a una posible victoria del PP en los próximos comicios generales-- "podrán ir peor".
"Es necesario un cambio de rumbo que pase por la democracia, por el autogobierno y el cambio total de la actual política económica. Esta tiene que tener como objetivo prioritario el trabajo, pues, la vía de recortar derechos a trabajadores para mantener el beneficio de los especuladores nos lleva al abismo", ha apuntado.
Ante estas cuestiones, el BNG y la CIG han coincidido al incluir entre las reivindicaciones de la marcha, un llamamiento a la ciudadanía a participar en las elecciones generales para "impedir con su voto" que el Partido Popular obtenga la mayoría absoluta y que los "recortes sociales" en servicios públicos "se agraven".