Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cifuentes: "A ver si resulta que no se puede hablar en España sobre nada que tenga que ver con el País Vasco"

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha abogado hoy por "no mezclar churras con merinas" en la referente a posibles charlas que se celebren sobre la situación política del País Vasco porque "a ver si resulta que no se puede hablar en España nada que tenga que ver con el País Vasco".
En la rueda de prensa para informar sobre el balance de los dos años en el cargo, Cifuentes ha abogado por la libertad de expresión y ha afirmado que hay que tratar cada caso de manera independiente, refiriéndose a los últimos actos convocados por diversos colectivos que giran sobre la situación del País Vasco y con posibles abertzales participando en ellos.
"En estas cosas hay que ser muy cuidadosos y no se puede aprovechar la preocupación real que hay con la excarcelación de los presos de ETA por la derogación de la doctrina Parot con otras cosas. No podemos empezar a confundir las cosas incompatibles con el Estado de Derecho con otras que lo son. No tiene nada que ver lo de Lavapiés con lo de Complutense de hoy ni con lo de Ciempozuelos de mañana. Hay que analizarlo por separado y ver si se ajusta a la realidad. A ver si resulta que no se puede hablar en este país sobre nada que tiene que ver con el País Vasco", ha manifestado.
En detalle, Cifuentes ha indicado que el acto en el centro Potemkin de Lavapiés iba a contar con dos personas imputadas por pertenencia a banda armada, "con indicios policiales que se podría producir un delito de enaltecimiento al terrorismo y humillación a las víctimas". Por ello puso en conocimiento de la Fiscalía esa información para que valorara prohibirlo. Finalmente fueron los organizadores del coloquio los que desconvocaron el acto.
En cambio, el acto anunciado en la Complutense organizado por el colectivo Yesca sobre juventud bajo el título 'Represión a la juventud independentista vasca. Por los derechos civiles y políticos' era distinta, ya que si no se produce ningún delito la Policía no tiene por que actuar en la universidad, "donde se producen charlas de todo tipo, independientemente de que se coincida con ella o se discrepe" del tema a tratar.
Cifuentes ha explicado que fue el propio decanato a quien correspondía autorizar la charla. Llamaron a la Delegación informando de que no tenían permiso los convocantes. Finalmente este acto también ha sido desconvocado.
PROTOCOLO PARA ENTRADA DE POLICÍA EN UNIVERSIDADES
La representante del Gobierno central en Madrid también ha aludido al protocolo pendiente de firmar con las universidades para asegurar una fórmula para que la Policía pueda entrar en las universidad.
"Es verdad que la relación entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) y las universidades desde el punto de vista jurídico no está muy claro porque en base a un informe de la Abogacía del Estado que yo pedí hace tiempo no queda claro en ninguna norma o texto legal que la Policía no pueda entrar en un Campus universitario. Pero también es verdad que en base a la aplicación de la autonomía universitaria se entiende y parece razonable que eso se produzca con el conocimiento o consentimiento con el acuerdo de las autoridades universitaria. Es positivo que sen los rectores que soliciten la entrada de las FCSE", ha esgrimido.
A su juicio, espera que se aplique "el sentido común y la racionalidad" entre los rectores para evitar "situaciones anacrónicas" en las que no pueda entrar la Policía mientras se está cometiendo agresiones.
Por eso Cifuentes espera que se genere un protocolo único para poder entrar en las universidades sin tener que pedir en cada momento una solicitud. "Seguimos en conversaciones con todas las universidades y mientras no lo tengamos negro sobre blanco la relación se basa en el contacto permanente y en la buena comunicación entre instituciones", ha concluido.