Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Cines Dreams Palacio de Hielo proyectarán diariamente películas de estreno con subtítulos con código de colores

Los Cines Dreams Palacio de Hielo proyectarán diariamente películas de estreno con subtítulos con código de colores para personas con discapacidad auditiva y con audiodescripción para personas con discapacidad visual.
Según ha informado la organización en un comunicado, el proyecto Cine Accesible de Fundación Orange y Navarra de Cine inaugura en los Cines Dreams Palacio de Hielo una sala accesible estable en Madrid en la que se proyectarán películas de estreno plenamente adaptadas para personas con discapacidad auditiva mediante subtítulos con código de colores e instalación de bucle magnético y para personas con discapacidad visual a través de audiodescripción con auriculares individuales.
A partir del lunes 9 de septiembre, la sala 6 de estos cines proyectará diariamente (al menos una sesión al día) películas con el sistema de Cine Accesible. El primer título en cartelera será 'Cazadores de sombras: Ciudad de Hueso'. La accesibilidad de esta película es posible gracias a la colaboración de Entertainment One España.
De esta manera Madrid se suma a Bilbao, Palma de Mallorca, Pamplona, Valencia y Zaragoza, que son las ciudades que ya disponen de salas de Cine Accesible de manera permanente.
Las salas de Cine Accesible están equipadas con la tecnología ACCEplay, un sistema desarrollado por Navarra de Cine en colaboración con la Universidad de Deusto, que permite sincronizar la accesibilidad completa, proyectar los subtítulos de colores y emitir la audiodescripción sincronizándolos con la película a la vez que ésta se proyecta en la pantalla de cine convencional.
El sistema es compatible con todos los formatos de proyección que ofrecen las salas de cine y supone una innovación tecnológica muy importante en el campo de la accesibilidad.
Las personas con discapacidad auditiva cuentan con una pantalla adicional, colocada debajo de la principal, en la que se proyectan los subtítulos con códigos de colores. Los subtítulos muestran los diálogos de la película y asignan a cada personaje principal un color según un código normalizado, para que resulte más fácil determinar quién está hablando.
Además de los diálogos, están las indicaciones necesarias respecto de sonidos, golpes, gritos, música, etc. En definitiva, todo aquello que completa la banda sonora de la película aparecerá reflejado como texto.
La colocación de una pantalla adicional, aparte de impedir que determinadas letras de color se pierdan en los fondos de la propia película, permite que los espectadores que no necesiten este apoyo vean el filme sin subtitulado incrustado. Las salas cuentan, asimismo, con bucles magnéticos para que las personas con discapacidad auditiva usuarias de audífonos puedan escuchar el sonido de la película de manera limpia y clara.
Las personas con discapacidad visual pueden solicitar a la entrada de la sala unos auriculares inalámbricos con los que poder seguir la audiodescripción, una locución sincronizada que da la información de todo aquello que sucede en pantalla y que tenga relevancia para la correcta comprensión de la película traducido a palabras.
En ella se dan indicaciones de estética, situación de los personajes, reacciones, sentimientos... Todo aquello que es susceptible de ser percibido a través de la vista, de forma que las personas con discapacidad visual puedan contextualizar perfectamente los diálogos del filme.
La audiodescripción se realiza y digitaliza en estudio. Técnicamente se editan 'bocadillos de sonido' que son lanzados intercalados entre los diálogos de la película, de manera que las personas con discapacidad visual reciben los sonidos originales a través de los altavoces de la sala y el apoyo de audiodescripción por sus auriculares personales.
Nadie que no tenga unos auriculares percibe la audiodescripción, por lo que el resto de espectadores pueden ver la película de forma convencional.