Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ciudadanos se movilizan contra el Arzobispo de Granada a través de Facebook

El Arzobispo de Granada, Javier Martín.telecinco.es
La homilía del Arzobispo de Granada, Javier Martín, del 20 de diciembre ha movilizado a través de Facebook a miles de ciudadanos que quieren que el Arzobispo responsa ante la Justicia por la frase pronunciada ante los feligreses de que "si la mujer aborta, el varón puede abusar de ella" al tiempo que comparó la Ley del Aborto con el genocidio nazi.
Estos ciudadanos han pasado de "la indignación a la denuncia y a la acción" y han creado un grupo en Facebook llamado 'Que la justicia actúe contra el Arzobispo de Granada' ya que consideran que "sus palabras pueden constituir un delito al incitar y justificar la violencia de género" y recuerdan que ya "se condenó, con una pena de quince meses de prisión al imán de Fuengirola (Málaga), por defender posiciones similares". 
Entienden que, concretamente, la frase "matar a un niño indefenso, ¡y que lo haga su propia madre! Eso le da a los varones la licencia absoluta, sin límites, de abusar del cuerpo de la mujer" equivale a "incitar a la violencia contra las mujeres que han abortado".
Los firmantes piden "la intervención de la Fiscalía" por si sus palabras "constituyen un delito" y el envío de cartas de protesta al Ministerio de Igualdad, Izquierda Unida, PSOE, Instituto Andaluz de la Mujer o diversas federaciones progresistas de mujeres a las que se pide que tomen acciones legales contra el Arzobispo.
Consideran que "la violencia de género es una lacra social que se cobra muchas más vidas que el terrorismo" por lo que "no podemos permitir que nadie, y menos si lo hace desde una tribuna pública o un púlpito, pueda contribuir con sus palabras a su propagación y justificación".
Alegan que la ley "debe ser igual" para todos ya "seas cristiano, musulmán, agnóstico o ateo, te escondas tras un pasamontañas, una sotana o un despacho institucional".