Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Clínica La Luz incorpora una tecnología puntera en diagnósticos de problemas de retina

La Unidad de Oftalmología de La Clínica La Luz es el primer centro sanitario de Madrid, y uno de los primeros en Europa, en contar desde esta semana con un equipo tecnológico que permite a los oftalmólogos diagnosticar los problemas de retina con una gran precisión.
Se trata de un equipo de segunda generación de Angio-OTC, una tecnología que combina la tomografía de coherencia óptica y la angiografía y que, según el jefe de la Unidad de Oftalmología de la Clínica La Luz y codirector, el doctor Juan Donate, permite hacer valoraciones de patología macular sin necesidad de contraste y a escala microvascular.
En concreto este equipamiento posibilita realizar pruebas como la tomografía de coherencia óptica SD-Spectralis II, la tomografía de coherencia óptica de 16 milímetros, la retinografía de campo amplio True Color; la angio-OCT y la OCT On Face.
La Angio - OCT supone un avance para comprender enfermedades de la mácula y del nervio óptico, especialmente para enfermedades degenerativas como el DMAE. Es posible realizar estudios OCT de 16 milímetros lo que supone la obtención de retinografías True - Color donde se resaltan los defectos de la retina que con otras técnicas pueden pasar desapercibidos.
El doctor Juan Donate ha argumentado que "estudiar la anatomía de la circulación retiniana y coroidea sin el empleo de contrastes, es decir, de forma no invasiva, lo cual además de mejorar la resolución, y poder observar el detalle a nivel microscópico de la retina, nos evita las complicaciones derivados del empleo de contrastes intravenosos", explica el especialista.