Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Código Europeo contra el Cáncer ve la vacuna frente al VPH como medida de prevención eficaz contra el tumor de cérvix

La cuarta edición del Código Europeo contra el Cáncer reconoce la vacuna frente al virus del papiloma humano (VPH) como una medida de prevención eficaz y bien tolerada frente al tumor del cuello del útero (CCU), el segundo cáncer más frecuente en mujeres de entre 15-44 años y que, cada año, se cobra la vida de casi 850 mujeres en España.
En concreto, en España se diagnostican unos 2.100 casos anuales de CCU. Todos los casos de CCU son causados por el VPH, un virus muy frecuente y de fácil transmisión sexual, que afecta tanto a hombres como a mujeres, ya que no solo es el causante del CCU, sino que también causa otros tipos de tumores femeninos como el cáncer de vulva y de vagina y otros que no afectan solo a mujeres, como son el cáncer anal, cáncer de cabeza y cuello y cáncer de ano y pene.
Además, alrededor de un 75-80 por ciento de las personas sexualmente activas se infectarán con el VPH en algún momento de su vida. Los tipos más frecuentes del virus son el 16 y el 18, causantes de, aproximadamente, un 75 por ciento de los casos de CCU.
Asimismo, el cáncer no es la única enfermedad que se deriva de este virus, sino que algunos tipos de VPH también causan verrugas genitales; en concreto, los tipos 6 y 11 son los responsables del 90 por ciento de los casos de verrugas genitales y que afectan tanto a hombres como a mujeres.
La vacuna frente al VPH protege contra 4 tipos de VPH (16, 18, 6 y 11), entre ellos los dos de mayor de riesgo (16 y 18). Por ello, el Código Europeo contra el Cáncer incluye la vacunación frente al VPH como medida altamente eficaz y bien tolerada en la prevención de la patología asociada a la infección por VPH.
ERRADICACIÓN DEL CÁNCER DE CUELLO DE ÚTERO
Y es que, a juicio de los expertos, la implementación de programas universales de vacunación frente al VPH, con altas coberturas, entre las poblaciones preadolescentes puede significar el principio de la erradicación del cáncer de cuello de útero a nivel mundial, así como la disminución drástica de los cánceres relacionados con el VPH como son el cáncer de vulva, vagina, ano, pene y orofaringe.
En este sentido, y debido a la alta efectividad de los programas de vacunación frente al VPH en adolescentes, durante 2015, ocho comunidades autónomas de España han tomado la decisión de bajar la edad de vacunación frente al VPH de los 14 a los 12 años. Es el caso de Madrid, Valencia, Baleares, Extremadura, Melilla, Canarias, Cantabria, La Rioja y Andalucía.
Por su parte, comunidades autónomas como Castilla y León, Asturias, Navarra, País Vasco, Ceuta, Cataluña y Murcia han sido pioneras y ya cuentan con la edad de vacunación frente al VPH establecida entre los 11 y los 13 años. La recomendación oficial del calendario del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) incide en administrar la vacuna del VPH a los 12 años, por lo que todas las autonomías deberán implementar la bajada de edad de vacunación frente al VPH próximamente.
En base a los datos que demuestran la seguridad y eficacia de la vacuna del VPH en mujeres adultas con una lesión VPH previa, Madrid, Canarias, Murcia y La Rioja ya incluyen en el calendario de vacunación del adulto la recomendación de la vacuna para la prevención de recurrencias en mujeres de hasta 45 años conizadas en los últimos 2 o 3 años por neoplasia cervical intraepitelial de alto grado CIN 2 o superior.
Ahora bien, y aunque en España los programas de vacunación frente al VPH están centrados en niñas y mujeres, algunos países europeos ya la incluyen en los programas de vacunación al sexo masculino, ya que el VPH no es un virus que afecte solo a mujeres, sino que también afecta a hombres. Asimismo, la nueva recomendación de la Asociación Española de Pediatría (AEP) insiste en que se debe informar y valorar la recomendación de la administración de la vacuna tetravalente frente al VPH en varones a los 11-12 años.
Austria fue el primer país europeo en recomendar la vacunación frente al VPH para niños y niñas, seguido de Suiza que, actualmente, ya incluye la vacunación del VPH para ambos sexos. En otros países, como Noruega, los programas de vacunación universal (hombres y mujeres) son objeto de evaluación. En concreto, en Italia se han iniciado acuerdos adaptados con el fin de abogar por la vacunación global del VPH y actualmente la vacunación en niños varones frente al VPH ya está incluida en 7 regiones italianas.
Finalmente, y con el fin de prevenir el riesgo de padecer este cáncer, el Código Europeo contra el Cáncer ha destacado la importancia de no fumar o utilizar otros productos que contengan tabaco, evitar ser fumador pasivo, mantener un peso saludable, realizar ejercicio y actividad física, llevar una dieta saludable, limitar el consumo de alcohol y evitar la excesiva exposición a los rayos ultravioleta y a los agentes causantes de cáncer en ambientes laborales siguiendo las instrucciones de salud y seguridad laboral.
Otras medidas de prevención pasan por reducir los altos niveles de exposición a la radiación evitando la exposición a agentes de alta radiación, fomentar la lactancia materna, limitar la utilización de la terapia hormonal sustitutiva, participar en programas de vacunación contra la hepatitis B en recién nacidos y frente al VPH en niñas, así como en programas de cribado para la prevención del cáncer de colon, de mama y de cuello de útero.