Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Colegios Mayores sancionarán a los estudiantes que hagan novatadas

Un total de 125 Colegios Mayores de toda España se han comprometido a implementar acciones de carácter "educativo, preventivo o sancionador" para eliminar las novatadas, también aquellas "aparentemente inofensivas", independientemente de que estas se realicen fuera o dentro de sus recintos.
"Nos comprometemos a preservar el ejercicio de la libertad y el principio de igualdad de todos nuestros colegiales, rechazando de plano todo tipo de novatadas, incluidas las aparentemente más inofensivas y adoptando las medidas más oportunas y eficaces", subrayan en un manifiesto del Consejo de Colegios Mayores Universitarios de España, que se ha presentado este jueves en Madrid y al que se han sumado diez universidades españolas.
Además, los firmantes prometen colaborar con otras instituciones de educación superior, padres, universidades, Administración Pública y entidades privadas en la puesta en marcha de iniciativas que prevengan este tipo de comportamientos y a defender a las víctimas de las novatadas, poniendo a su disposición los instrumentos necesarios para su atención a todos los niveles que sean requeridos.
El manifiesto recoge que los colegiales de un Colegio Mayor han de distinguirse por "su esfuerzo, madurez, inquietud cultural, altruismo y comportamiento solidario" pero "nunca por mofarse, humillar, insultar y maltratar a otros, atentar contra la dignidad e integridad de los más débiles y, además, reírse y disfrutar con ello".
Sin embargo, apunta que se producen novatadas que se distinguen por "el doblegamiento de la voluntad a través de la coacción psicológica o física" y "el establecimiento interesado de una jerarquía entre quienes las imponen y quienes las sufren, que rompe el principio de igualdad y que condiciona la vida colegial durante toda su duración".
Concretamente, indica que las novatadas se enmarcan "en un contexto de silencio y clandestinidad" y que, debido a esta "ley del silencio" apenas hay denuncias, "porque hay miedo por parte de los que las sufren a ser excluidos y marginados".
En este sentido, los Colegios Mayores manifiestan su rechazo a los dos argumentos más comunes con que los colegiales intentan legitimar las novatadas. El primero de ellos es que son "bromas inocentes indispensables para la integración de los novatos", algo que los firmantes del manifiesto niegan.
Sobre el segundo --que son "tradiciones imprescindibles para preservar y transmitir el espíritu colegial"--, también lo tachan de "falso" y dicen que, más bien, son "rituales de iniciación en los que se transmite a los nuevos colegiales muchas veces lo peor de ese espíritu colegial".
Además, muestran su preocupación por el hecho de que el alcohol se encuentra "demasiado presente" entre los jóvenes y "potencia" este tipo de comportamientos "a veces brutales y crueles" que, en muchos casos, se producen en el marco de "botellones" fuera de los Colegios Mayores. Ante esta realidad que les supera, piden colaboración de otras instancias ciudadanas.