Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Colocar jardines en la azotea puede reducir un 30% el gasto en climatización y un 50% de emisiones de CO2, según Danosa

Colocar un jardín en la azotea de los edificios comunitarios puede ser una medida de ahorro de hasta el 30% en el gasto en climatización del edificio, debido al "efecto toldo" que surge de cara a la radiación solar y reducir el ruido medioambiental, según la empresa de sistemas integrales para la construcción sostenible Danosa.
Además, la presencia de plantas en una zona ajardinada en lo más alto del edificio puede ser una ayuda para reducir hasta el 50% del dióxido de carbono que se emite a la atmósfera, según ha asegurado la compañía.
Según ha indicado, la "solución más práctica" para mejorar el ahorro y sostenibilidad de edificios comunitarios consiste en instalar "un pavimento aislante térmico que hará la azotea transitable junto con una solución de cubierta ajardinada ecológica, que proporcionará la vegetación".
"La combinación de estas dos soluciones integrales no sólo mejorará la estética del edificio sino que lo hará más eficiente energéticamente", aseguran desde Danosa.