Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Comienzan los chequeos sanitarios de linces que serán liberados en Córdoba y Jaén dentro del programa de reintroducción

Los chequeos sanitarios de los ejemplares de lince ibérico nacidos en cautividad en 2013 y que serán liberados al medio natural en las comarcas de Guadalmellato (Córdoba) y Guarrizas (Jaén), dentro del programa de reintroducción del proyecto LIFE+Iberlince, han dado comienzo en las últimas semanas.
Según los datos del programa, consultados por Europa Press, a los ejemplares, seleccionados genéticamente de los nacidos en los centros de cría, se les somete a etapa de cuarentena del animal, durante la cual se realizan diversos controles consistentes en la toma de muestras biológicas para asegurar su buen estado sanitario, y a la vez se les vacuna frente al virus de la leucemia felina. Por último, se realiza el radiomarcaje de los linces, que permitirá, una vez liberados, su seguimiento en el campo.
Los censos anuales realizados durante 2013 por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía registraron una población de 319 ejemplares de lince ibérico en Andalucía, lo que supone un incremento del 5,6 por ciento respecto a los 311 censados en 2012. De la cifra total, 169 ejemplares se distribuyen en los parques naturales de Cardeña-Montoro (Córdoba) y Sierra de Andújar (Jaén), y 85 en la zona de Doñana-Aljarafe.
Además del número total, las estimaciones realizadas por la Junta han permitido determinar un aumento en el número de hembras territoriales, ejemplares de los que depende el potencial reproductor de la especie en libertad. Así, el número de hembras asentadas en un territorio y en edad reproductora ha crecido hasta 92, siete más que en 2012.
Sin embargo, el número de cachorros, que actualmente se estima en 54 individuos, ha disminuido en 24 ejemplares respecto al año anterior, a causa de la reducción experimentada en Andújar-Cardeña como consecuencia de la nueva cepa de la enfermedad hemorrágica (EHV) del conejo.
Respecto a la superficie de distribución de la especie, ésta ha crecido hasta situarse en 1.093 kilómetros cuadrados, cifra que en el año 2012 se calculaba en 1.073 kilómetros cuadrados.