Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Comisión Europea desbloquea 2.200 millones de euros para políticas hídricas en España

La Comisión Europea ha archivado el expediente sancionador abierto a España que suponía el bloqueo de unos 2.200 millones de euros de los fondos Feder y Feader en materia de agua para objetivos de protección del medio ambiente y cierra también la posibilidad de imponer al Estado Miembro multas millonarias.
El expediente se abrió a España por no haber aprobado en plazo, 2009, la primera fase de la planificación hidrológica (2009-2015) lo que podría haber supuesto cuantiosas multas por incumplir la normativa europea.
La aprobación del segundo ciclo de los planes de cuenca era una condición necesaria para acceder a los fondos comunitarios para el periodo 2014-2020, por lo que podrían haber sido bloqueados 2.200 millones de los fondos FEADER y FEDER.
Según el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, la Comisión reconoce el "importante esfuerzo" del Gobierno de España para ponerse al ritmo de planificación hidrológica del resto de Europa en los últimos cuatro años, cuando ha aprobado la planificación del primer ciclo y todos los planes de competencia estatal para el segundo ciclo de planificación (2015-2021).
El procedimiento de infracción, que se inició en 2010, recibió sentencia condenatoria del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en octubre de 2012, tras comprobar que, en el plazo establecido, el
anterior Gobierno no había aprobado ningún plan hidrológico.
La CE reconoce el "enorme esfuerzo" del Gobierno por aprobar el primer ciclo en 2013 y 2014 y cias en paralelo iniciar los trabajos para aprobar los planes del segundo ciclo de planificación en la fecha prevista.
La segunda fase fue aprobada mediante Real Decreto el pasado 8 de enero en un Real Decreto que incluía los 12 planes hidrológicos competencia del Estado y cuatro de competencia autonómica. Aún falta aprobar los planes de competencia autonómica de Cataluña y Canarias para culminar el segundo ciclo.
El Gobierno destaca también que los planes hidrológicos han contado con el apoyo mayoritario de las administraciones, organizaciones y entidades vinculadas al agua en cada una de las cuencas hidrográficas. Los planes de cuenca son el instrumento de gestión del agua porque permite conocer tanto la demanda como los recursos disponibles. Ahora España podrá iniciar el tercer ciclo de planificación hidrológica junto al resto de los Estados Miembro.
Desde el Ministerio destacan el "amplio consenso" que han contado los planes de todas las cuencas y el interés en el periodo de información pública, con "multitud de alegaciones". En concreto, apunta que solo en el primer ciclo del plan del Ebro hubo más de 7.000 aportaciones de 1.200 entidades diferentes. Los planes obtuvieron un respaldo de entorno el 80 por ciento de los votos en el Consejo Nacional del Agua. Con los planes aprobados, un total de 3.500 masas de agua de río cuentan ahora con un régimen de caudales ecológicos.
En total, los planes aprobados, con los que 3.500 masas de agua cuentan con un régimen de caudales ecológicos, contemplan inversiones de más de 17.500 millones de euros para la ejecución de las actuaciones previstas en los programas de medidas de cada plan hidrológico.
En torno al 65% de esta inversión corresponde a medidas destinadas a cumplir los objetivos ambientales y objetivos de protección frente a inundaciones establecidos en la normativa europea, mientras que el 35% restante se englobaría dentro de las medidas previstas para la satisfacción de las demandas y otros usos sectoriales relacionados con el agua.