Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Comisión de Vigilancia del Banco Vaticano se reunirá tres veces al año si no suceden "particulares circunstancias"

La Comisión de Vigilancia del Instituto para las Obras de Religión (IOR), conocido como Banco Vaticano, se reunirá "3 veces al año, a no ser que intervengan particulares circunstancias que reclamen otros encuentros", según ha informado el Vaticano en un comunicado de prensa.
Esta decisión se ha tomado este lunes durante una reunión en el Instituto para las Obras de Religión para elaborar las líneas de acción de la institución, según ha indicado el Vaticano.
En enero, el Papa Francisco renovó para el próximo quinquenio la Comisión Cardenalicia de vigilancia del Instituto para las Obras de Religión (IOR), compuesta por el arzobispo de Viena, Christoph Schönborn; el arzobispo de Toronto, Thomas Christopher Collins; el presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, Jean-Louis Tauran; el arcipreste de la Basílica Papal de Santa María la Mayor, Santos Abril y Castelló --presidente de la Comisión--; y el secretario de Estado, Pietro Parolin.
Asimismo, el pasado 24 de junio de 2013, el Papa Francisco nombró la Comisión Investigadora del Instituto para las Obras Religiosas por medio de un 'quirógrafo'. El órgano, presidido por el cardenal Raffael Farina, se encarga de recopilar documentos, datos e información sobre el IOR para presentárselos al Pontífice.
Pocos días después de la creación de este órgano, el director general del IOR, Paolo Cipriani, y el vicedirector, Massimo Tulli, presentaron su dimisión tras la investigación abierta en Italia sobre presunto blanqueo de dinero a través de la institución bancaria vaticana.
La dimisión se producía después de que fuera detenido monseñor Nunzio Scarano --que trabajaba como contable en la administración financiera del Vaticano--, acusado de haber extraído alrededor de 600.000 euros en efectivo de una cuenta en el Banco Vaticano.
Esta detención se enmarcaba a su vez en la investigación emprendida en 2010 por la Justicia italiana contra los entonces presidente y director general del IOR, Ettore Gotti Tedeschi y Paolo Cipriani, por violación de las normas para impedir el blanqueo de dinero.
Además, en julio de 2013, el Instituto para las Obras de Religión lanzó un sitio web (www.ior.va) en el que informa sobre la reforma del instituto y sobre su tarea de conseguir un banco que responda a todas las normas internacionales, "limpio" y "de servicio" para permitir al Papa decidir de cara al futuro "la forma correcta" del instituto, según explicó el director de la Oficina de Prensa del Vaticano, el padre Federico Lombardi.
Para contribuir a la "transparencia", el IOR publicó por primera vez en octubre de 2013 su informe anual, en el que se reflejaban unos beneficios de 86,6 millones de euros en el año 2012. El IOR fue fundado en 1942 por Pío XII aunque sus orígenes datan de 1887 cuando el Papa León XIII creó la 'Comisión de las Obras Pías'.
La Comisión Investigadora del Instituto de Obras Religiosas (IOR) presentó el pasado mes de febrero al Papa y al Consejo de ocho cardenales que le asesoran en la reforma de la Curia (G-8 vaticano), un "amplio informe" y algunas propuestas de "mejora y renovación" del instituto.