Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Comunidad de Madrid incorporará terapias alternativas para mejorar la atención de niños con discapacidad

La presidenta regional visitó el proyecto piloto de granja terapéutica para niños tutelados con discapacidad y problemas de salud mental
La Comunidad de Madrid incorporará terapias alternativas para mejoras la atención de niños, jóvenes y adultos con discapacidad como uno de los objetivos específicos contemplados en III Plan de Discapacidad, recientemente aprobado, para mejorar su calidad de vida y fomentar su autonomía personal.
La presidenta regional, Esperanza Aguirre, acompañada por el consejero de Asuntos Sociales, Salvador Victoria, ha visitado este martes el proyecto piloto de granja terapéutica en la residencia 'La Berzosa' para niños tutelados con algún tipo de discapacidad o problemas de salud mental.
Aguirre ha destacado que el trabajo en la granja constituye una excelente vía de integración social para estos menores. "En la granja aprenden lo que significa tener una responsabilidad como la de cuidar de los animales, aprendiendo a respetarlos y a relacionarse con ellos, al mismo tiempo que desarrollan sus emociones y sus lazos afectivos", ha apuntado.
En este centro infantil viven 19 menores con edades comprendidas entre los 6 y los 18 años bajo la supervisión de 24 profesionales. La residencia cuenta con 5 inmuebles distintos distribuidos por diferentes zonas del municipio, lo que permite a estos chavales relacionarse con el resto de vecinos, también los que tienen edades parecidas a las suyas, lo que favorece aún más su integración.
CONTACTO CON LOS ANIMALES
La granja de este centro que cuenta con caballos, corderos, gallinas, cerdos o perros se convierte en una excelente vía para que los niños aprendan a asumir responsabilidades, ya que son ellos mismos los que se encargan del cuidado de los animales, bajo la supervisión de los profesionales, así como de la preparación del material necesario para cuidarlos.
Los chicos además aprenden a respetar a los animales y a relacionarse con ellos lo que les ayuda a desarrollar tanto las emociones como los lazos afectivos.
Aguirre también ha visitado el huerto ecológico de la residencia en el que los chicos se organizan para plantar las hortalizas y vegetales de acuerdo a la estación del año en la que nos encontremos.
"Lugares como el invernadero y la granja que hemos visitado, han demostrado ser también elementos muy positivos en la educación, el aprendizaje y la integración de las personas que presentan algún tipo de discapacidad", ha destacado la presidenta, quien ha añadido que el III Plan de Acción 2012-2015 recoge la incorporación de terapias alternativas para la mejora en la atención a las personas con discapacidad, ampliarlas en la red de servicios sociales de la Comunidad de Madrid, y estudiar en colaboración de entidades especializadas sus beneficios de aplicación.
"En el III Plan damos un paso adelante y ponemos en disposición de los madrileños más oportunidades", ha añadido Aguirre. En la región viven 276.000 madrileños con discapacidad, 17.000 de ellos menores de 18 años.
4.600 MENORES BAJO PROTECCIÓN DE LA COMUNIDAD
La Comunidad de Madrid cuenta con cerca de 1.600 plazas residenciales para atender a menores que se encuentran bajo la tutela del Gobierno regional.
En ese sentido, la Administración autonómica tiene bajo su protección a cerca de 4.600 menores de los que más del 62 por ciento se encuentran en acogimiento familiar y el 38 por ciento viven en centros como el visitado hoy en los que se pretende que los chicos vivan en un ambiente lo más normalizado posible.