Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Comunidad Vecinal de Teverga (Asturias), Premio Pueblo Ejemplar 2013

El jurado también ha querido hacer un "reconocimiento" en la lectura del fallo a los vecinos de Angrois
La comunidad vecinal de Teverga ha sido galardonada con el Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias 2013, según ha hecho público este miércoles en Oviedo el jurado encargado de la concesión del mismo, "cuya población ha sabido superar las consecuencias de la crisis de la minería del carbón y recuperar la cultura tradicional a la vez que proteger y conservar la biodiversidad del territorio".
La comunidad vecinal de Teverga está formada por los 1.996 habitantes de este concejo situado al sur de la comarca centro-occidental de Asturias y enclavado en el Parque Natural de las Ubiñas-La Mesa, declarado en 2012 Reversa de la Biosfera por la UNESCO. Integrado en la Mancomunidad Valles del Oso, Teverga tiene un alto índice de dispersión de sus vecinos, repartidos por las 47 entidades de población de pequeño tamaño, a excepción de la capital -San Martín-, que forman el municipio.
Los teverganos constituyen una comunidad participativa y solidaria, que tuvo que afrontar una de las reconversiones más duras de Asturias con el cierre, en 1992, de la minería, el pilar económico más importante para las familias del municipio.
La capacidad de adaptación de la comunidad vecinal de Teverga permitió a los vecinos encontrar nuevos yacimientos laborales y alternativas socio-económicas para superar la crisis derivada del cese de la actividad minera, apostando por un desarrollo y aprovechamiento sostenible de los recursos naturales, paisajísticos, patrimoniales y culturales.
El hecho de que los mineros compatibilizaran su trabajo con la ganadería y la agricultura familiar permitió que Teverga no sufriera el deterioro medioambiental asociado con la minería. Este compromiso medioambiental se refleja en las numerosas figuras de protección de las que ha sido merecedor este concejo: el Parque Natural de Las Ubiñas-La Mesa, el Paisaje Protegido del Pico Caldoveiro, el Monumento Natural de los Puertos de Maraibo y el Monumento Natural de Cueva Huerta.
'SENDA DEL OSO'
La apertura en 1996 de la vía verde 'Senda del Oso' sobre el trayecto del antiguo tren carbonero a Trubia contribuyó a impulsar la creación de empresas relacionadas con el sector del turismo rural y activo, que incluso contribuyó al retorno de teverganos emigrados. El concejo ha pasado de no tener plazas de alojamiento y una escasa oferta de restauración en 1990 a albergar, en la actualidad, cinco hoteles con 55 plazas de alojamiento, 17 establecimientos de turismo rural con 284 plazas y nueve establecimientos hosteleros con capacidad para 457 clientes.
En 2007 se inauguró el Parque de la Prehistoria de Teverga, una infraestructura que acoge la reproducción de cuevas con manifestaciones artísticas del paleolítico de acceso restringido (Tito Bustillo, Candamo y la francesa de Niaux), que se ha convertido en el gran equipamiento cultural de la zona.
El sector ganadero de Teverga también se ha transformado desde los años 90, al pasar de ser una actividad residual en manos de personas mayores y mujeres para el autoconsumo a convertirse en un sector profesional y competitivo con una cabaña ganadera de gran calidad. Los espacios mineros se han recuperado para uso turístico, como elementos de arqueología industrial o áreas recreativas y equipamientos sociales o industriales.
En Teverga hay una veintena de asociaciones activas que colaboran entre sí y que representan todos los ámbitos de desarrollo de la vida comunitaria. Agrupaciones empresariales ganaderas y turísticas, de recuperación de la memoria histórica, juveniles, de mujeres, de mayores, de vecinos, culturales, deportivas y de defensa del patrimonio histórico artístico, rural y natural componen este tejido asociativo.
El Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias se ha constituido a lo largo de sus ediciones en una de las iniciativas de la Fundación de más amplia y mejor acogida dentro del Principado, al estar destinado a galardonar "al pueblo, aldea, núcleo de población, espacio paisajístico o grupo humano del Principado de Asturias que haya destacado de modo notable en la defensa y conservación de su entorno natural, ambiental, de su patrimonio histórico, cultural o artístico, o también en la realización de obras comunales u otras manifestaciones de solidaridad sobresalientes".
Este galardón se convocó por primera vez en 1990, al cumplirse el décimo aniversario de la Fundación, y tiene una naturaleza y carácter diferentes a los Premios Príncipe de Asturias. En esta edición concurrían un total de 31 candidaturas.
ACCIDENTE DE TREN
El Jurado ha expresado "su reconocimiento, respeto y admiración por los vecinos del barrio de Angrois, en Santiago de Compostela, que tras el desgraciado accidente ferroviario del pasado 24 de julio prestaron a las víctimas toda la ayuda a su alcance, ofreciendo un inolvidable ejemplo de unidad, de solidaridad y humanitarismo, valores que brillan con luz propia en los pueblos y comunidades que nuestro galardón reconoce desde hace más de dos décadas".