Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Comunidad refuerza con un proyecto novedoso los cuidados de enfermería en Móstoles para pacientes vulnerables

La Comunidad de Madrid ha puesto en marcha un novedoso proyecto para refuerza en Móstoles los cuidados de enfermería de los pacientes más vulnerables, una iniciativa que beneficiará a una media anual de 400 ciudadanos en situación de especial fragilidad.
Según explica el Ejecutivo regional en un comunicado, se desplegarán mediante dicho proyecto medidas que intensifican la coordinación entre los profesionales sanitarios del Hospital Universitario de Móstoles y los centros de salud de la zona, garantizando así una continuidad de calidad en la asistencia sanitaria de los profesionales sanitarios.
Con esta iniciativa, se atenderá de manera personalizada a la población más vulnerable, entre ellos, ancianos en situación de fragilidad, personas dependientes y ciudadanos con problemas funcionales. Se prevé que más de 400 personas se beneficiarán de esta prestación sanitaria dirigida a mejorar su calidad de vida y reducir complicaciones de salud.
Uno de sus objetivos básicos es asegurar el correcto seguimiento de este tipo de pacientes desde su alta hospitalaria hasta su regreso. La población que se beneficiará del proyecto pertenece a los centros de salud de Arroyomolinos, Parque Coimbra, Felipe II, Dos de Mayo, El Soto, Luengo Rodríguez, Alcalde Bartolomé González, Barcelona, La Princesa y Presentación Sabio, en Móstoles.
Otras ventajas para los pacientes son el aumento de la seguridad y la disminución de complicaciones y reingresos hospitalarios, y una mejora en la forma de relacionarse con el profesional sanitario.
En una primera fase el proyecto se centra en grupos de pacientes con enfermedades concretas: insuficiencia cardiaca, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), diabetes mellitus, portadores de ostomías, catéteres o usuarios que precisan curas con técnicas especiales.
Todos ellos van obteniendo sus altas hospitalarias con un plan de cuidados personalizado que es acordado entre los equipos de enfermería del hospital y las profesionales de enfermería de los centros de salud.
El personal de enfermería se encarga de la vigilancia del estado de salud de los pacientes mediante visitas programadas en el centro de salud o en su domicilio, control telefónico y el fomento del autocuidado.
Este proyecto se pone en marcha tras una prueba piloto presentada en otoño, que dirigió la continuidad de los cuidados de doce pacientes procedentes de seis servicios del hospital y pertenecientes a seis centros de salud.