Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Comunidad ha invertido 417.818 euros en la unidad de hemodiálisis del H. Severo Ochoa dice Lasquetty

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, ha asegurado que la Comunidad de Madrid ha invertido 417.818 euros en acondicionar la unidad de hemodiálisis del hospital Severo Ochoa de Leganés, con el objetivo de unificar la asistencia de nefrología de la zona en las instalaciones del centro sanitario.
Lasquetty ha resaltado que la concentración del servicio de diálisis en el hospital ha permitido lograr una "mayor eficiencia y calidad", proporcionando desde marzo el tratamiento a 120 pacientes con insuficiencia renal.
La Unidad dispone de 28 plazas para pacientes antígeno de hepatitis B negativo y de otros 10 puestos, cuatro para pacientes antígeno de hepatitis B positivo, otros 4 para la unidad de agudos y 2 puestos de aislamiento de otra índole diferente de virus B y C.
Además, estas instalaciones tienen una nueva planta de agua, con la tecnología "más avanzada", diseño modular, suministro en línea de agua osmotizada (sin almacenamiento) y dos anillos de distribución adaptados a los requerimientos actuales anticontaminación.
Asimismo, se ha instalado un sistema centralizado de suministro de concentrado ácido para hemodiálisis, con sus sistemas de seguridad y control, lo que supone la desaparición de las garrafas de concentrado ácido que ocupaban gran cantidad de espacio.
"MAYOR COMODIDAD Y ACCESIBILIDAD"
La Consejería ha destacado las mejoras en "comodidad" y "accesibilidad" que ha producido la concentración de la asistencia de nefrología de la zona y lo ha ejemplificado con la instalación de la Unidad en la planta baja, lo que proporciona una mayor facilidad de acceso y evacuación.
Además del área de hemodiálisis, con las dependencias referidas, se ha creado un área para diálisis peritoneal, que dispone de un despacho médico y de dos salas de aprendizaje para pacientes.
A esto hay que sumar también la consulta de prediálisis que se ha ubicado en la nueva Unidad por entender que su proximidad a las zonas de hemodiálisis y diálisis peritoneal, lo que implica un mejor aprovechamiento del personal.
DIÁLISIS "A DOMICILIO"
El Servicio de Nefrología del Hospital Universitario Severo Ochoa fue el primero en aplicar en la Comunidad la diálisis peritoneal domiciliaria, gracias a un ensayo clínico llevado a cabo en este centro en 2002.
La consejería ha considerado que la telemedicina facilita el tratamiento domiciliario de los pacientes con insuficiencia renal pues "mejora su calidad de vida" y "reduce el absentismo laboral de los pacientes o de sus cuidadores".
A través de una pantalla de televisión, se puede comprobar la medicación que toma el paciente, las características del líquido de la diálisis, la existencia de edemas o el estado del orificio de salida del catéter.