Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenado a 2,3 años de cárcel un maestro por apropiarse de 15.000 euros del colegio Oimbra (Orense) donde trabajaba

El fallo considera que "se apoderó de diversas cantidades de dinero que tenía a su disposición" destinado al comedor escolar
Un profesor de educación musical que estuvo destinado en el Centro de Educación Infantil y Primaria de Oimbra (Ourense) desde septiembre del año 2000 hasta agosto del 2007 ha sido condenado a dos años y tres meses de cárcel por apropiarse de 15.000 euros destinados a satisfacer las necesidades del colegio, especialmente las derivadas del comedor escolar.
El Tribunal Superior de Justicia de Galicia (TSXG) ha informado este viernes del fallo, en el que se explica que el hombre, vecino de Candás (Asturias) y con identidad A.A.P., fue considerado culpable por un tribunal popular de los hechos que se le imputaban.
Tras ello, la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Ourense, en un acto emitido con fecha del 19 de mayo, le condena por un delito continuado de malversación de caudales públicos y de otro de falsedad de documentos mercantiles a la pena de dos años y tres meses de cárcel y una multa de ocho meses con cuota diaria de 6 euros.
Además, le inhabilita para el desempeño de funciones docentes por el tiempo de dos años y le impone abonar a la Consellería de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria la suma de 14.961 euros, en concepto de responsabilidad civil.
HECHOS
En concreto, según indica la sentencia, además de sus funciones de docente, el hombre fue el encargado del comedor y ostentó el cargo de secretario a lo largo del curso académico 2003/2004 y gasta el 30 de junio de 2007, año en el que consiguió el traslado a otro centro de educación de Asturias.
En consecuencia, A.A.P. "ordenaba el régimen económico del centro de acuerdo con las instrucciones del director, realizaba la contabilidad y rendía cuentas ante el consejo escolar y autoridades de la Consellería de Educación", apunta el fallo.
"El acusado, aprovechándose de su participación en la gestión económica del centro desde el año 2003 hasta 2007, se apoderó de diversas cantidades de dinero que tenía a su disposición y que se hallaban destinadas a satisfacer las necesidades del centro, especialmente las derivadas del comedor escolar", apunta el documento.
Además, apunta que para poder disponer en su propio beneficio de los citados fondos, "el acusado emitió y cobró, con cargo a la cuenta del colegio, hasta 73 cheques nominativos".