Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenado a 19 años por asesinar a su mujer en Vacarisses (Barcelona)

La Policía detuvo al asesino más de cinco años después por la insistencia del padre
La Audiencia de Barcelona ha condenado a 19 años, siete meses y 16 días a Asensio O. por los delitos de violencia habitual, lesiones, homicidio, coacciones y falsedad de documento mercantil, al matar en 2005 a su mujer en Vacarisses, deshacerse del cuerpo y retirar 10.000 euros de su cuenta bancaria.
Entre el 28 de febrero y el 8 de marzo de 2005, el condenado --que tenía a su mujer encerrada en una habitación desde hacía meses-- la llevó a una zona forestal donde se aprovechó de su mayor fuerza física y de que nadie podía ayudarla, y le dio una "brutal y absolutamente gratuita e inconciliable" paliza.
Según el tribunal, Asensio O. la golpeó en todo el cuerpo, por lo que, cuando ambos regresaron a su domicilio, la mujer "apenas se sostenía en pie" y tenía grandes dificultades para respirar, pues uno de los golpes le había roto una costilla que se le había clavado en el pulmón.
No obstante, el condenado no pidió ayuda a ningún médico, la dejó sola en casa y se fue a un hotel a pasar la noche con otra mujer, tras lo que la víctima murió durante la noche.
Durante los últimos meses, la mujer ya había sufrido otra agresiones, como afirmaron los testigos que comparecieron en el juicio celebrado el 8 de abril: que tenía señales de enrojecimiento por todo el cuerpo, que acudió a refugiarse en su domicilio con moratones en brazos y piernas y, como explicó su doctora de cabecera, que tenía un tímpano perforado a causa de un golpe.
La Audiencia también lo obliga a pagar una multa de 5.400 euros, y "dejando de lado la imposibilidad de ni siquiera mitigar el dolor", a indemnizar con 100.000 euros a cada uno de los padres, y con 30.000 a cada hermano.
COACCIONES A FAMILIARES
Asensio O. ha sido condenado por un delito de coacciones al considerar el tribunal que, tras percatarse de la muerte de su mujer, obligó "bajo amenazas de muerte" a un familiar y a un amigo a deshacerse del cuerpo.
Esto generó a Raúl G. y al hermano del acusado una sensación de "temor lógico y racional" que determinó su conducta y que, según declararon en el juicio, los obligó a cumplir las órdenes de quemar el cadáver y tirar los restos al río Ripoll.
El condenado también acudió a la sucursal de La Caixa de Castellbell i el Vilar (Barcelona) donde falsificó la firma de su mujer junto a la suya propia, y retiró del banco 10.000 euros con la intención de simular que su mujer aún estaba viva.
La Policía Nacional detuvo a Asensio O. en noviembre de 2010, más de cinco años después de que el padre de la víctima denunciara su desaparición en abril de 2005 al no saber nada de ella, y asegurara a los agentes que su cuñado era una persona muy violenta y con antecedentes.