Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenado a un año de cárcel un nieto de Franco por maltratar a su novia

Un juez de Barcelona ha condenado a un año de cárcel a Jaime Felipe Martínez-Bordiú Franco, nieto del general Francisco Franco, por haber maltratado y amenazado a su novia, si bien no tendrá que ingresar en prisión porque no tiene antecedentes penales.
En la sentencia, el juzgado de lo penal número 20 de Barcelona considera probado que el nieto de Franco, durante una discusión en un hotel con la que entonces era su novia, Ruth Martínez, la agredió y la amenazó de muerte, motivo por el cual también le dicta una orden de alejamiento durante tres años.
Por estos hechos, que ocurrieron en agosto de 2007, cuando Jaime Martínez-Bordiú Franco se encontraba junto con Ruth Martínez en un hotel de lujo de la localidad de Mijas (Málaga), la fiscalía pedía una condena de cuatro años y nueve meses de cárcel, ya que apreciaba los delitos de coacciones, malos tratos y amenazas.
Sin embargo, en la sentencia, el juez absuelve a Martínez-Bordiú del delito de coacciones y le condena a ocho meses de cárcel por un delito de malos tratos en el ámbito familiar y a otros cuatro meses de cárcel por un delito de amenazas.
El juez considera probado que el acusado insultó en diversas ocasiones a Ruth Martínez llamándola "zorra", ante lo que la mujer, harta de los insultos, le dijo que se iría del hotel y regresaría a su casa de Barcelona, donde vive y donde presentó la denuncia que ha motivado el juicio.
Entonces, Jaime Felipe Martínez-Bordiú Franco cogió de los brazos a su pareja y la tiró sobre un sillón, al tiempo que le decía que no se iría del hotel. Además, cuando la mujer empezó a colocar sus cosas en la maleta, el acusado se la arrebató y la tiró al suelo y le dijo que iba a comprar todos los billetes de avión a Barcelona para que no pudieran venderle ninguno.
Ante la insistencia de Ruth Martínez para hacer su maleta, el acusado dio una patada a una silla, que impactó en el ordenador que había encima y que cayó sobre la mujer, que pese al golpe logró salir de la habitación.
Una vez en la recepción, cuando la mujer le dijo a su pareja que había pedido un taxi y que había llamado a la Guardia Civil, el acusado la amedrentó diciéndole: "te mato", si en verdad había llamado a la policía.
En la sentencia, el juez considera que ha quedado plenamente acreditado que el nieto de Franco agredió a Ruth Martínez, por lo que le condena a 8 meses de cárcel por malos tratos, si bien estima que la amenazas fueron leves, ya que fueron proferidas ante testigos y no fueron reiteradas.
Además, el fallo tiene en cuenta que no existe "ningún resentimiento" por parte de Ruth Martínez hacia su ex pareja, ya que ésta no se ha personado en la causa, no reclama indemnización e incluso declaró en el juicio que el nieto de Franco era "una buena persona".
En el fallo, el juez también estima que en este caso no concurren circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, ya que si bien la mujer declaró que el nieto de Franco "estaba muy nervioso y exaltado, al parecer porque tiene muchos problemas", ello no acredita que tuviera una disminución de sus facultades.
Durante el juicio, Jaime Martínez-Bordiú aseguró que no amenazó, ni insultó ni lesionó a su ex novia y denunció que se abusaba de la aplicación de la Ley contra la Violencia de Género.