Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenado a cinco años el joven que apuñaló en el corazón a un invitado de un fiesta familiar en Bilbao en 2014

Un individuo de 22 años, natural de Medellín (Colombia) y con antecedentes por riña tumultuaria, daños y desobediencia a agentes de la autoridad, ha sido condenado a una pena de cinco años de prisión, por intento de homicidio, con la atenuante de toxicomanía, al apuñalar en el corazón a un invitado de una fiesta familiar que medió en una discusión entre el acusado y su madre el 23 de febrero de 2014 en Bilbao.
La víctima necesitó cinco días de ingreso hospitalario y estuvo otros 127 días impedido para sus ocupaciones habituales, por lo que la Audiencia Provincial de Bizkaia condena al acusado a indemnizar a su víctima con 33.070 euros por las lesiones y secuelas sufridas. No obstante, la resolución judicial reconoce la insolvencia del acusado.
Los hechos tuvieron lugar durante la mañana del 23 de febrero de 2014. Un grupo de amigos y familiares había estado de fiesta celebrando el cumpleaños de una de las integrantes. La celebración siguió en la vivienda de la homenajeada en el barrio Zabala, en la que se consumió alcohol y "otras sustancias".
Durante esa mañana en la vivienda se produjo alguna discusión entre la mujer que cumplía años y su hijo de 20 años a cuenta, al parecer, de una relación sentimental que mantenía el joven con una chica.
El hijo abandonó la vivienda hasta que sobre las tres de la tarde regresó al inmueble y desde el exterior comenzó a increpar a su madre. Un joven invitado bajó a la calle para tratar de mediar en el incidente. Cuando los dos varones se encontraron en la calle, comenzó una discusión y un forcejeo, que culminó con el apuñalamiento con un cuchillo de unos 11-12 centímetros en el pecho del joven que había bajado a mediar.
El agresor se dio a la fuga y la víctima fue atendida primero por una patrulla de la Ertzaintza, alertada de lo sucedido, y después por una ambulancia. El herido fue evacuado al hospital de Cruces en estado grave con una herida que le afectaba al corazón, precisando una intervención quirúrgica de emergencia.
La Policía vasca recogió evidencias en el entorno del portal y en la vivienda y recabó testimonios. De esa forma, identificó al presunto agresor y dio una orden interna de detención.
El arresto se produjo un día más tarde en la Plaza Zabalburu de Bilbao cuando una patrulla policial lo reconoció caminando por ese lugar.