Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenado a dos meses de prisión por simular un atentado yihadista en Sanfermines

Condenado a dos meses de prisión y expulsión de Pamplona por simular un atentado yihadista en SanferminesEFE

Un argelino ha sido condenado a dos meses de prisión -condena sustituida por una multa de 960 euros- y la expulsión de Pamplona, tras simular un atentado yihadista durante los espectáculos de fuegos artificiales con motivo de las fiestas de San Fermín. El condenado dejó en el suelo una mochila y un bolso mientras levantaba la mano portando un objeto y profería unas frases en árabe, provocando que las personas que allí se encontraban salieran despavoridas.

El Juzgado de Instrucción número 1 de Pamplona ha condenado a un ciudadano argelino a dos meses de prisión, además de su expulsión de Pamplona durante 16 meses por un delito de desórdenes públicos, concretamente por simular un atentado yihadista durante los Sanfermines.
El suceso tuvo lugar el pasado 6 de julio a media noche, cuando el condenado se encontraba en una céntrica calle pamplonica con motivo del espectáculo de fuego artificiales de las fiestas de San Fermín.

"Aprovechando la aglomeración de público existente en el lugar y a sabiendas de que con su comportamiento iba a provocar el pánico y la angustia de las familias allí presentes, el encausado depositó ostensiblemente una mochila y un bolso en el suelo, a la vez que levantaba la mano portando un objeto y profería en voz alta diversas expresiones en lengua árabe, entre las que se pudo identificar 'Alau Akbar', provocando que las personas congregadas en el lugar huyeran despavoridas", dice la sentencia.
En la detención, se comprobó que el objeto que exhibía en su puño era un mechero y que en la mochila y el bolso que portaba no se hallaba ningún objeto peligroso.
La pena de prisión fue sustituida por una multa de cuatro meses con una cuota diaria de ocho euros -960 euros en total-.