Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenado a 10 años el hombre que dejó tetrapléjico a Miwa Buene

La condena a Roberto Alonso no compensa en absoluto lo sufrido por Miwa Buene. Foto: EFEtelecinco.es
La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a diez años de prisión a Roberto Alonso, el hombre que dejó tetrapléjico al ciudadano congoleño Miwa Buene tras darle un golpe en febrero de 2007, han informado a Efe fuentes jurídicas.
La condena ha sido dos años menor a la pedida por el fiscal, la acusación particular y la popular -representada por el Movimiento contra la Intolerancia-, que habían solicitado doce años de cárcel por un delito de lesiones con el agravante de motivación racista.
En la sentencia, el tribunal ha estimado las tres agravantes que reclamó la acusación: racismo, superioridad y alevosía, y han pedido, además, que el acusado indemnice a la víctima con un millón y medio de euros.
La sentencia cuenta con el voto particular discrepante del magistrado Ramiro Ventura que ha formado parte del tribunal de la sección 17 de la Audiencia, que sostiene que la condena debía de ser de cinco años y tres meses de prisión porque en la agresión a Miwa Buene era "impensable" el resultado lesivo que se produjo finalmente y que le ocasionó la tetraplejia.
Las fuentes consultadas han añadido que la finalidad de la sentencia dictada por la Audiencia de Madrid debe servir "para que el condenado modifique su agresividad y su personalidad" y "para que sea más tolerante".
La resolución hace referencia a que el condenado no pidió perdón a la víctima durante la vista oral celebrada el pasado mes de junio.
En su turno de última palabra, Roberto Alonso, que se encuentra en prisión desde el 13 de noviembre de 2007, afirmó: "pido perdón a quien se haya podido sentir ofendido si dije puto negro de mierda porque sereno nunca lo habría dicho".
Según el relato de la Fiscalía y de las acusaciones, los hechos sucedieron el 10 de febrero de 2007 en una calle de Alcalá de Henares (Madrid), cuando el ahora condenado pidió tabaco a Miwa Buene y, al contestar éste que no tenía, comenzó a llamarle "mono" y a decir que en España no había sitio para él.
Poco después, propinó a la víctima un golpe en la cabeza que le provocó una tetraplejia inmediata de gran invalidez, según confirmaron los peritos en el juicio.
Tras pasar por el Centro Nacional de Parapléjicos de Toledo, Miwa Buene, de 45 años, casado y con dos hijos menores de edad, reside desde octubre de 2007 en el Centro de Lesionados Medulares de Vallecas (Madrid).