Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenados dos grapos a 22 y 24 años de cárcel por robar un banco en 2006

La Audiencia Nacional ha condenado a los miembros de los GRAPO Israel Clemente López y Jorge García Vidal a 24 y 22 años de cárcel, respectivamente, por el atraco a una sucursal de Caixa Galicia en Santiago de Compostela en 2006, en el que se apoderaron de más de 35.000 euros. EFE/Archivotelecinco.es
La Audiencia Nacional ha condenado a los miembros de los GRAPO Israel Clemente López y Jorge García Vidal a 24 y 22 años de cárcel, respectivamente, por el atraco a una sucursal de Caixa Galicia en Santiago de Compostela en 2006, en el que se apoderaron de más de 35.000 euros.
Así lo ha acordado la sección primera de la sala de lo penal de este tribunal en una sentencia en la que los condena por integración en organización terrorista -a Clemente López en calidad de dirigente- y por un delito de atentado contra el patrimonio por robo con intimidación en concurso ideal con otro de atentado contra las personas por detención ilegal.
Los magistrados consideran probado que los hechos ocurrieron sobre las siete de la mañana del 4 de junio de 2006, cuando los acusados abordaron al director de la oficina al salir de su domicilio y, exhibiéndole un arma al tiempo que se identificaban como "grapos", le obligaron a caminar hacia el banco.
En ese trayecto, los dos terroristas le advirtieron de que "tenían perfecto conocimiento de su mujer y de los lugares por los que paseaba con ella".
Ya en el interior de la sucursal, los acusados ordenaron al director que desconectara la alarma y que les abriera la caja fuerte pero ésta tenía hora de retardo para su apertura, al igual que los cajeros automáticos, cuyas combinaciones sólo conocía el interventor, al que retuvieron cuando entró a la oficina, donde "más tarde" llegó otra empleada que también fue retenida.
La sentencia añade que una vez abierta la caja fuerte, los terroristas se apoderaron del dinero y después tomaron el de los cajeros, cuyo montante total asciende a 35.323 euros.
Antes de abandonar la entidad, detalla la resolución, los "grapos" introdujeron a los tres empleados en el habitáculo donde se ubica el cajero automático y les ordenaron que no salieran de él en diez minutos ni llamaran a la policía.
El tribunal, compuesto por los magistrados Javier Martínez Lázaro, Nicolás Poveda Y Ramón Sáez Valcárcel, argumenta su condena en las declaraciones prestadas por los propios acusados en el juicio, donde reconocieron su participación en los hechos.
Estos dos terroristas fueron juzgados a principios de mayo junto con un tercer miembro de la banda por el asesinato en febrero de 2006 de la empresaria Ana Isabel Herrero cuando intentaban secuestrarla junto con su marido, Francisco Colell, que resultó herido grave, aunque aún no se ha dictado sentencia por estos hechos.