Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenan a la Generalitat a pagar un millón de euros por quitar un hijo a sus padres

Los padres biológicos, que ya no podrán recuperar a su hijo, tienen derecho a recibir una indemnización por parte de la Generalitat de 980.000 euros al considerar el tribunal que el entonces Departamento de Bienestar Social y Familia no valoró la evolución positiva de la pareja. Así lo ha comunicado el gabinete de abogados IPSUM.

Los hechos ocurrieron después de que los padres biológicos ingresaran voluntariamente en un centro de desintoxicación tras nacer su hijo, si bien la Generalitat calificó su estado de extremadamente frágil y sin posibilidad de recuperación.

Tras esto, se abrió un procedimiento de acogimiento del menor que culminó con su adopción definitiva por otra familia.