Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenan a seis menores por hacer 'bullying' a su compañero en Barcelona

El Juzgado de Menores de Barcelona ha condenado a seis adolescentes por ejercer 'bullying' continuado durante dos cursos académicos a un joven de 15 años y origen ecuatoriano en un instituto de educación secundaria de Barcelona. Ahora los seis condenados deberán indemnizar al afectado con 5.000 euros.

El Juzgado de Menores de Barcelona ha dictado sentencia sobre el acoso que seis adolescentes realizaban de forma continuada durante dos cursos académicos a su compañero de 15 años y origen ecuatoriano en un instituto de educación secundaria de Barcelona.
La sentencia firme condena a los seis menores por delitos contra la integridad moral, a uno de ellos le suma también un delito por lesiones y a otro más le suma una falta por malos tratos, ha explicado Noèlia Liduina, abogada del afectado, que recibirá una indemnización de 5.000 euros.
Cinco de ellos están obligados a cumplir 50 horas de prestaciones en beneficio de la comunidad y alternativamente cinco fines de semana de permanencia en domicilio, excepto en uno de los casos que será sometido a seis meses de libertad vigilada.
Los hechos empezaron el curso 2010-2011 cuando los menores "sometieron continuamente a su compañero a situaciones vejatorias", le insultaban, escupían, le ponían cola en el asiento y lanzaban bolas de papel que, previamente, se habían frotado en los genitales.
En una ocasión, le hicieron la zancadilla y provocaron que se cayera por las escaleras metálicas, rompiéndose dos dientes, mientras que, en otra ocasión, le propinaron puñetazos en el estómago y en el hombro.
La abogada ha destacado que lo más importante de la sentencia es que este tipo de delitos continuados de acoso escolar no quedan "impunes" y que pueden seguir un cauce judicial.