Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Confirman la primera muerte por la gripe A en el estado de Carolina del Norte

Hasta la fecha, Carolina del Norte ha registrado 125 casos confirmados de la gripe A, según cifras del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU.. EFE/Archivotelecinco.es
La División de Salud Pública de Carolina del Norte, en Estados Unidos, confirmó hoy la primera muerte relacionada con el virus AH1N1.
La víctima, que no ha sido identificada, era una persona adulta, residente del condado Guilford, que padecía otros problemas de salud.
Tras su fallecimiento, el pasado viernes, se enviaron muestras al Laboratorio Estatal de Salud Pública, donde se confirmó que su muerte está relacionada con el virus.
"Mis condolencias a la familia de la primera víctima fatal por el virus AH1N1 en Carolina del Norte", dijo la gobernadora del estado, Beverly Perdue, en un comunicado.
"Todos debemos permanecer alertas para evitar que el virus se propague", agregó.
En el mismo comunicado, el secretario de Salud y Servicios Humanos del estado, Lanier Cansler, dijo que el deceso "es un triste recordatorio" sobre la importancia de mantener el enfoque en la prevención.
Hasta la fecha, Carolina del Norte ha registrado 125 casos confirmados de la gripe A, según cifras del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU., que en su último reporte, divulgado el pasado viernes, informó que el virus ha afectado a 21.449 personas en todo el país y ha costado la vida a 87 personas.
Sin embargo, estas cifras con seguridad aumentarán el próximo viernes, cuando el CDC dé a conocer su nuevo informe semanal oficial sobre la enfermedad.
Según el director de Salud estatal, Jeff Engel, el virus AH1N1 se ha comportado de manera similar a la gripe invernal.
Los grupos de mayor riesgo son niños pequeños, mujeres embarazadas y personas con padecimientos crónicos como asma, diabetes, enfermedades del corazón o del sistema inmunológico.